Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La previa del Ponferradina-Sporting: Olvidar a Djuka

Los rojiblancos visitan El Toralín, donde los locales no pierden desde noviembre, sin el pichichi, en la primera oportunidad de Campuzano

Los jugadores del Sporting se entrenan en Mareo

Los jugadores del Sporting se entrenan en Mareo Juan Plaza

El Sporting disputa hoy uno de los partidos más importantes en lo que va de curso, sabedor de que ganando a la Ponferradina (El Toralín, Movistar LaLiga, 16.00 horas) distanciaría a más de tres partidos a un rival directo por la lucha del play-off. Y lo hará sin su mejor jugador en lo que va de curso, el pichichi de la categoría Uros Djurdjevic, que suma 17 de los 28 tantos del equipo en competición regular. Una baja, por acumulación de tarjetas, muy sensible para el técnico rojiblanco David Gallego, y que se suma a las de Guille Rosas y Cumic por lesión.

Así, sin el ariete balcánico a disposición, surge el otro gran nombre propio: Víctor Campuzano. El delantero catalán, única incorporación del Sporting en el pasado mercado de fichajes, está ante su primera gran oportunidad. Ya disputó una veintena minutos frente al Logroñés, en su partido de debut como rojiblanco, pero desde entonces está inédito debido a una lesión muscular que le tuvo fuera dos semanas y a la “cláusula del miedo” activada por el Espanyol.

Pero Campuzano ya está listo para jugar, como confirmó David Gallego. Y tiene por delante la difícil tarea de hacer olvidar a Djuka. El delantero, avalado por el técnico, será de la partida salvo giro inesperado, aportando al ataque rojiblanco más velocidad y capacidad combinativa que Djuka.

No será el único cambio en la alineación respecto a la de la última jornada. La baja de Guille Rosas en el lateral derecho, que venía tiempo confirmándose como uno de los mejores del equipo en su primera temporada en el fútbol profesional, tendrá que ser cubierta por Bogdan. El lateral ucraniano, internacional en categorías inferiores, conoce de sobra la Segunda donde suma suficientes partidos de rodaje, por lo que es una apuesta segura. La baja de Cumic, como en el encuentro de la pasada jornada frente al Espanyol, la cubrirá Aitor García.

Con todo, Gallego tiene claro que dispondrá un once de garantías, toda vez que con el paso de la temporada parece que el Sporting ha sabido ampliar su fondo de armario, manteniendo a todos los jugadores de la plantilla, incluso algunos del filial, implicados en el proyecto. Un proyecto que va, hasta el momento, viento en popa.

El Sporting podría dar un serio golpe sobre la mesa de conseguir los tres puntos, manteniéndose en puestos de play-off (lo tiene asegurado, aun perdiendo) una jornada más, todas desde que comenzó la Liga, y alejando a uno de sus más inmediatos perseguidores. Y todo ello sin dejar de mirar hacia arriba, a los puestos de ascenso directo, a los que podría acercarse un poco más.

Pero para ello, en el vestuario se es consciente de que tienen que firmar un muy buen partido. La Ponferradina, una de las revelaciones de este curso junto al propio Sporting, lleva sin perder en casa desde el pasado mes de noviembre, cuando lo hizo frente al Sabadell. Desde entonces, cinco victorias y tres empates. Una racha que el Sporting espera poder cortar para sumar, por primera vez en el curso, tres victorias consecutivas fuera de casa.

Así, el once que podría disponer Gallego sería el formado por Mariño bajo palos; Bogdan, Babin, Marc Valiente y Saúl en defensa; Gragera y Javi Fuego en el doble pivote; Gaspar y Aitor en las bandas; Manu García como enganche y Víctor Campuzano como punta.

Compartir el artículo

stats