DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gaspar Campos, Un regreso a lo grande

El canterano marcó el gol de la victoria ante el Lugo tras jugar tres partidos con el filial: “Es un aliciente”

Gaspar Campos, sonriente tras lograr su gol. En el círculo, la celebración que publicó el Sporting, imitando un movimiento de un videojuego. | LaLiga / LNE

Gaspar Campos, sonriente tras lograr su gol. En el círculo, la celebración que publicó el Sporting, imitando un movimiento de un videojuego. | LaLiga / LNE

“Todo esfuerzo tiene su recompensa”. Esa es la frase que se repite, como un mantra, en la casa familiar de los Campos-Ansó Fernández. Y así lo está demostrando uno de sus miembros: el atacante sportinguista Gaspar, que el lunes fue el protagonista del encuentro frente al Lugo anotando el tanto local de la victoria y rompiendo una racha de 450 minutos sin un gol rojiblanco. Gaspar volvía a la titularidad dos meses y diez jornadas después de formar en el once frente a la Ponferradina. Y lo hizo de la mejor manera posible: respondiendo a la confianza de David Gallego con un tanto, el tercero de su cuenta particular este curso, que le hace empatar con Pedro Díaz como segundo máximo anotador rojiblanco y alzándose como uno de los candidatos al MVP de la jornada para LaLiga.

“Es una alegría inmensa y un aliciente más para que siga trabajando”, asegura Pablo Campos-Ansó, hermano del futbolista, que asegura que el tanto del lunes “no cambia nada, toca seguir esforzándose como hasta ahora”. Su hermano alaba la dedicación de Gaspar. “Es espectacular verle desde cerca, la constancia que tiene, siempre al servicio del equipo”, explica.

Muestra de esto es que Gaspar, con ficha con el filial rojiblanco, en esos dos meses en los que no contó de inicio para Gallego bajó hasta en tres ocasiones para reforzar al Sporting B en el tramo final de temporada. Una fórmula que permitía que el jugador no perdiera ritmo competitivo. “Nunca se ha quejado, es un jugador de club”, explica su hermano mayor, “siempre demostró que está para sumar como sea y cuando sea”, dejando claro que “su objetivo es quedarse en el primer equipo, pero hace lo que haga falta por el Sporting y por el filial”. Así lo ratifican también desde el cuerpo técnico del filial.

“Tiene la suficiente personalidad para adaptarse y hacer las cosas que sabe, solo necesita más continuidad y confianza, porque el margen de mejora es muy grande”. Así lo asegura Iván Díaz Cuetos, uno de los entrenadores que mejor conocen a Gaspar y el responsable de su llegada a Mareo en sus edades más tempranas. “Siempre tuvo mucha llegada y gol”, explica Díaz, “en categorías inferiores, jugando más por el centro, siempre llegaba mucho”. A ello se suma que “tiene un muy buen golpeo con ambas piernas, así que tiene que animarse más a probarlo”, con lo que “no tengo dudas de que va a aprovechar esta oportunidad que se le presenta”. Como anécdota, Gaspar, aficionado a los videojuegos, imita un movimiento de uno de ellos en el vídeo de celebración del gol que subió el Sporting tras su tanto. Un gesto que espera poder repetir muchas más veces.

Nacho se lleva las camisetas de Canella y Carmona

El del lunes fue un encuentro inolvidable para Nacho Méndez. El canterano rojiblanco alcanzó su partido número cien en el primer equipo sportinguista. Un hito que celebró de la mejor manera posible: con una victoria. El centrocampista alcanza esta cifra después de cuatro temporadas en el primer equipo del Sporting, con el que debutó, precisamente, contra el Lugo. El luanquín se llevó varios recuerdos de una noche tan especial. El club le entregó de manos del responsable de Relaciones Institucionales, Joaquín Alonso, una camiseta serigrafiada con su número y el número 100 en la espalda, como recuerdo de la efeméride. Pero esa zamarra no es la única que Nacho Méndez se llevó de recuerdo. El gozoniego también se hizo con las de Carlos Carmona –que ayer no llegó a jugar– y su excompañero Rober Canella, actualmente en las filas del Lugo y que no pudo disputar ningún minuto a causa de una lesión que sufre. “Leyendas”, escribió Nacho Méndez sobre una foto de las tres camisetas. Además, Canella se mostró muy cariñoso con los que fueran sus compañeros, con los que estuvo charlando y compartiendo recuerdos la final del partido.

Compartir el artículo

stats