DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las opciones de Gallego ante la baja de Manu García: Djuka busca pareja para el último baile

Campuzano, Pablo Pérez y Nacho Méndez optan al puesto del ovetense, convocado con la sub-21

Campuzano, tercero por la izquierda, durante el entrenamiento de ayer del Sporting

Campuzano, tercero por la izquierda, durante el entrenamiento de ayer del Sporting Juan Plaza

En el partido más trascendental del año, Djuka se verá obligado a cambiar de pareja de baile. La baja de Manu García, convocado con la selección sub-21 para disputar la fase final del campeonato de Europa de la categoría, deja un vacío en la mediapunta que David Gallego se verá obligado a cubrir de cara al encuentro del domingo frente al Almería, en el que el Sporting se juega el todo por el todo para entrar en el play-off –necesita ganar y que el Lugo puntúe contra el Rayo–. En la mente del entrenador, varias opciones. Las principales, dar entrada a Víctor Campuzano por detrás de Djuka, probar con Nacho Méndez en esa posición o jugar de inicio con dos delanteros, con Pablo Pérez acompañando al montenegrino. También, repetir el esquema del pasado lunes, con Pedro por delante del doble pivote y dando entrada a Gaspar en banda. Muchas opciones y un único objetivo: rubricar la clasificación del Sporting para la promoción.

Hasta el momento, este curso Manu García se ha perdido seis encuentros, en los que el Sporting no ha conocido la derrota y con hasta cuatro hombres sustituyéndole en su labor como creador de juego rojiblanco: Nacho Méndez, Carmona, Pedro Díaz y Víctor Campuzano. Precisamente el atacante catalán es uno de los jugadores que más papeletas tiene para ocupar esa posición si físicamente llegara al 100% al domingo.

“Me falta ritmo y algo de confianza, es normal, pero estoy preparado para lo que venga”, explicó ayer en rueda de prensa Campuzano. “No tener continuidad estos meses me hace que no tenga el ritmo que tienen otros compañeros”, concedió el delantero. “Estoy a disposición de lo que el cuerpo técnico necesite e intentaré dar lo máximo para ayudar al equipo”, enfatiza. Una ayuda que podría llegar con su entrada en el once inicial para acompañar a Djuka en la punta de ataque, como segundo delantero, la posición donde más cómodo se encuentra.

Nacho Méndez sustituyó a Manu García en los dos encuentros ligueros frente al Rayo, en los que el ovetense no pudo estar al encontrarse, nuevamente, convocado con la selección. Nacho Méndez jugó entonces de titular, firmando serios encuentros, aunque en el de la primera vuelta en El Molinón se lesionó en la segunda mitad. Dos encuentros disputó en esa posición de enganche Carlos Carmona, los dos primeros del año, con varias bajas en el equipo a causa del brote de covid desatado en el vestuario –entre ellas, el propio Manu García y sus teóricos sustitutos como Nacho Méndez, Pedro Díaz o Pablo Pérez–. En los encuentros en los que jugó el balear, el Sporting firmó un empate frente al Lugo y una victoria contra el Fuenlabrada.

Pedro Díaz fue el encargado de sustituir a Manu García en la jornada 19, frente al Leganés, cuando el internacional sub-21 no pudo estar por lesión. Una posición, por delante del doble pivote, que Pedro ya volvió ocupar el pasado lunes, frente al Fuenlabrada. Una variante ofensiva que no se descarta que Gallego pueda volver a usar, dando entrada a Gaspar en banda.

Campuzano: "Queda un partido, esto no ha acabado"

“No podemos dejarnos llevar, queda un partido, esto no ha acabado”. Ese es el mensaje de ánimo que ayer trasladó, desde la sala de prensa, Víctor Campuzano. El atacante catalán, que reapareció frente al Fuenlabrada tras su lesión, remarca que “tener la oportunidad de depender de ti mismo es lo que todos queremos, pero tenemos que hacer bueno el punto que conseguimos el lunes” logrando una victoria contra el Almería que meta presión al Rayo. “Va a ser un partido muy largo tanto para nosotros como para el Rayo”, enfatiza Campuzano, “tenemos que salir a por todas, que por nosotros no falte. No podemos fallar”.

Para ello, “tenemos que centrarnos en ganar, porque estamos capacitados para ello”, dejando claro que “la presión la tiene que tener el Rayo, que es el que más tiene que perder, nosotros solo tenemos ilusión y eso les puede pesar”.

Todo para lograr meterse en el play-off y luchar por el ascenso, el objetivo que él se marcó en su presentación. Fue el primer por entonces en mentar esa palabra, vetada en un vestuario rojiblanco que abogaba por el “partido a partido”. “Estamos muy capacitados para ello, y somos conscientes de que podemos”, enfatiza Campuzano: “este grupo lleva todo el año trabajando durísimo, se lo merece más que nadie”.

A ello espera ayudar él en el campo, tras superar sus lesiones. “Me he roto tres veces desde que estoy aquí, más que en toda mi carrera”, se lamenta, “han sido semanas muy duras, te frustra”. Además, explicó que la decisión de jugar en el derbi “fue conjunta, con todo el staff, asumiendo el riesgo, y por desgracia recaí”. Pero ya está de vuelta.

“Mis compañeros ya me comentaron que el último ascenso fue in extremis y gracias a esa ayuda del Lugo”, destapó Campuzano. “Nosotros tenemos que centrarnos en lo que podemos hacer nosotros: ganar este domingo, sin darnos por vencidos”, aunque consciente de que “el Lugo también se juega la vida, estar en el fútbol profesional, lo van a dar todo”. Respecto a la posible vuelta del público a El Molinón, aseguró que “han demostrado que siempre suman y empujan, nos dan ese plus. Que pueda asistir aunque sea un mínimo de gente siempre va a ser positivo, nos llevarían en volandas”.

Compartir el artículo

stats