Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sporting, a agilizar la operación salida

Álvaro Vázquez, que acaba contrato, sigue sin oferta y Djuka es uno más a las órdenes de Gallego

Álvaro Vázquez, en un entrenamiento. | Juan Plaza

Álvaro Vázquez, en un entrenamiento. | Juan Plaza

Con solo un partido de pretemporada por jugarse y con agosto ya encima, el Sporting, que está a apenas dos semanas de debutar un año más en Segunda División, ha llegado a estas alturas del verano casi con los deberes hechos en el capítulo de altas, pero sin apenas hacer progresos relevantes en las salidas. Todo sigue girando en torno a la delantera. Djuka sigue ejercitándose en Mareo como uno más a las órdenes de David Gallego. Y tampoco hay importantes avances en el futuro de Álvaro Vázquez, el otro delantero puro que tiene el Sporting, quien acaba su vinculación con los rojiblancos a final de temporada. Su entorno apunta a que, salvo que llegue algo satisfactorio, Vázquez apostará por agotar su compromiso con el club.

El segundo mercado del coronavirus vuelve a ser lento. Al menos, en lo que a operaciones cuantiosas se refiere. El Sporting ha cerrado tres cesiones: Kravets, Berrocal y José Luis Rodríguez “El Puma”. Además, ha fichado a Christian Rivera, quien puso mucho de su parte para desvincularse de Las Palmas. El pivote no contaba en el conjunto canario. Siguen interesando Cristo para la delantera e Ibai Gómez para el extremo. Pero, mientras no se realice una venta importante, el poderío económico del conjunto rojiblanco está muy limitado.

Los 22 goles anotados por Djuka el año pasado no parecen ser suficientes para encontrar a un club dispuesto a pagar los más de seis millones de euros que el Sporting pide por el ariete. Hasta la fecha, el delantero participa como uno más a las órdenes de David Gallego, quien le dio la titularidad contra el Racing de Ferrol y la Real Sociedad B. Tampoco hay demasiados clubes dispuestos a hacer una oferta por Álvaro Vázquez que facilite la salida del jugador.

El delantero tuvo una aportación testimonial hace dos días contra la Ponferradina. Entró pasado el minuto 80 y fue el penúltimo en vestirse de corto. Gallego prefirió dar minutos a otros futbolistas antes que al delantero, quien solo estuvo por delante en la rotación del central Jordi Pola. Su entorno reconoce que por ahora no ha llegado una oferta que le interese para cambiar de aires. Al terminar contrato el año que viene es libre para negociar con quien le plazca a partir de enero a coste cero.

El extremo Manu Pozo, al filial

El Sporting B anunció ayer el fichaje de Manu Pozo, un extremo zurdo que jugó el año pasado a las órdenes de Fermín Álvarez en el Covadonga, en el debut del conjunto ovetense en Segunda División B. Natural de Casariche, provincia de Sevilla, Pozo tiene 19 años, puede jugar en la banda diestra y pasó por la cantera del Betis. En el conjunto verdiblanco estuvo tanto en el juvenil de División de Honor como en el filial. Firma dos años ampliables con el primer equipo. Pozo tuvo un papel importante en el Covadonga el año pasado, un conjunto que tras haber logrado subir a la categoría de bronce el verano pasado será la próxima temporada rival del filial rojiblanco en la Tercera División RFEF. En Oviedo participó en 18 partidos de la primera fase del campeonato anotando tres goles. Se los marcó al Langreo, al Lealtad y al Burgos. En la fase de permanencia, Pozo participó en ocho partidos, sin anotar ninguna diana.

Compartir el artículo

stats