Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sporting ya está en manos de Orlegi, que apuesta fuerte: "El objetivo es el ascenso"

Irarragorri: "No hay una varita mágica, tenemos dedicación y trabajo" | "El club tiene un extraordinario pasado, un presente complejo y un futuro ilusionante", dice el nuevo propietario tras comprar el club

40

El grupo Orlegi, con Alejandro Irarragorri a la cabeza, presenta su proyecto en El Molinón Marcos León

Con un pin del Sporting en la solapa, como todo su equipo, y gesto atento a cada detalle y movimiento a lo largo de su paseo por El Molinón guiado por Joaquín Alonso. Alejandro Irarragorri, presidente del consejo de administración del Grupo Orlegi, nuevo propietario del club rojiblanco, vivió ayer la primera toma de contacto a fondo con su "nueva casa", horas después de oficializarse la compra de la entidad rojiblanca. Sereno y directo, se apoyó en la línea de trabajo desarrollada en los otros dos clubes de la compañía (Santos Laguna y Atlas) para exponer su método: "Es un equipo que tiene un extraordinario pasado, tiene un presente complejo, pero también estamos convencidos de que tiene un futuro excepcional y fantástico. No hay una varita mágica hay una dedicación obsesiva a la intensidad, pasión y trabajo", sostuvo antes de que David Guerra, presidente ejecutivo y quien le acompañó en la exposición, junto a Alfonso Villalva, director ejecutivo del grupo, pusiera la meta en lo deportivo: "El objetivo es el ascenso. No sabemos si será hoy o mañana, pero estamos construyendo para que sea posible".

Alejandro Irarragorri estuvo arropado por el grueso de su equipo de trabajo en Orlegi y también por las personas más importantes de su familia. En primera fila de la sala de prensa de El Molinón, el lugar elegido para su presentación como nuevo presidente del consejo de administración del Sporting, le apoyó su mujer Laura Kalb, y dos de sus tres hijos: Aleco y Fernanda. Ella, Laura, es también una parte importante en la idea de trabajo de Orlegi, ocupándose de toda la labor social que rodea los clubes de los que forman parte. Tras agradecer a Alfonso Villalva su papel para hacer realidad la adquisición del Sporting -el CEO llevó todo el peso de la negociación con Javier Fernández-, mostró un vídeo con algunas de las actuaciones realizadas en Atlas y Santos Laguna. Después, se introdujo en cómo la evolución del fútbol ha llevado a que un grupo mexicano invierta en España.

Vídeo: El mensaje de Irarragorri a los trabajadores del Grupo Orlegi, tras comprar el Sporting: “Seamos responsables con los sueños que ellos depositan en nuestras manos”

Vídeo: El mensaje de Irarragorri a los trabajadores del Grupo Orlegi, tras comprar el Sporting: “Seamos responsables con los sueños que ellos depositan en nuestras manos”

"Se siente el peso del espíritu, de un alma, que ha generado una fuerza indescriptible", comentó sobre el ambiente que respiró en El Molinón. Agradecido con Joaquín por su labor de anfitrión, se apoyó en el calendario para darle un valor simbólico a su desembarco en Gijón. "Los tiempos de Dios son perfectos. Mañana (por hoy) aquí se celebra el patrono de la ciudad y creo que no hay coincidencias. Es un nuevo ciclo. La fuerza no se crea, se transforma. Damos la oportunidad de unir voluntades y transformar energía", destacó. Irarragorri detalló que "en base a la inversión de estructura, infraestructura y procesos, buscaremos rentabilidad" en esta etapa en Gijón, y mostró también otro aspecto de su filosofía. "Entendemos el fracaso y el éxito como parte de esto. Para nosotros el fracaso genera pilares, y el éxito, crecimiento. Nuestro modelo es distinto, no sé si peor o mejor, pero es el nuestro", detalló sin dejar de hacer hincapié en que la búsqueda del éxito pasa no "por las ganas, que de eso tenemos todos, sin por las voluntades. Para trabajar aquí hay que tener voluntad de trabajo durante veinte horas". Con ello, entre otras cosas, espera dar un vuelco a la gestión económica y deportiva. "No somos aficionados, somos apasionados y lo vivimos como una enorme responsabilidad", sentenció.

"Llevamos muchos años en busca de esta oportunidad". Alejando Irarragorri dio también las razones de la apuesta del Grupo Orlegi por el Sporting para vivir su primera experiencia en Europa. "No teníamos prisa. Lo hemos hecho con metodología clara, buscando un club que tenga lo que tiene el Sporting: historia, personalidad, tipo de empresas alrededor...", comentó el mexicano, que también quiso tener buenas palabras para el presidente saliente, Javier Fernández. "Estuve con él y con su familia. Lo único que hay que tener es agradecimiento, más allá de los aciertos o no, tuvo la responsabilidad de cargar con el club", subrayó tras detallar que convivir con la presión no es sencillo.

"He hablado mucho con Abelardo", confesó Irarragorri, quien fue confirmado como "el primer fichaje" por David Guerra, la persona que llevará el día a día del club en general, como presidente ejecutivo. En cuanto al resto de fichajes, el mexicano se limitó a concretar que "estamos trabajando en ello. Tenemos un área scouting e inteligencia deportiva amplia analizando posibilidades. No venimos a mexicanizar, sí a aplicar un modelo de gestión, acoplando a mucha gente", deslizó. En lo deportivo también participó activamente durante la exposición David Guerra, quien señaló varias incorporaciones a su equipo de trabajo. Unas ya conocidas, como la de Gerardo García como manager deportivo; dos nuevas, como Odín Vite, director de un nuevo departamento denominado "Ciencia y deporte" y David Fernández, director de cantera; y por último, la continuidad de Guillermo Sampedro como director financiero. Antes, Guerra se mostró ilusionado por esta etapa.

"Gracias por la enorme confianza que demostráis. Estoy sensibilizado, es un honor, un motivo de orgullo y una gran responsabilidad liderar un club con tanta solera", subrayó David Guerra ante el reto de llevar la responsabilidad del día a día del Sporting. En cuanto al modelo que pretende aplicar el Grupo Orlegi, el madrileño ahondó en que "es una gestión diferente. Queremos recuperar la excelencia en el trabajo, los valores y desarrollo de talento. Tenemos un arduo trabajo en Mareo". En esto quiso incidir Alejandro Irarragorri después de una semana en la que dos canteranos, de categoría infantil, se han ido al Villarreal. "Hay que generar con inversión en infraestructura, con ciencias de actividades del deporte y elevando el nivel de gestión y captación, ofreciendo a los padres un factor diferenciador", sentenció.

David Guerra continuó poniendo en valor la magnitud del nuevo propietario del club rojiblanco para la búsqueda de esa meta, la del ascenso. "Es un proyecto que construimos juntos. Estamos convencidos de que esto es posible. Queremos que sean parte de ello. Los sportinguistas siempre esperan más y esperamos que los aficionados se sientan representados", afirmó. En esto, Irarragorri añadió cómo la estructura de Orlegi cuenta con áreas especializadas que comparten todos los clubes que forman parte de "la familia", dando así respuesta de una manera más profesional a las diferentes necesidades del club. En ese sentido, el dirigente de Orlegi también encontró una de las respuestas a la razón de que Javier Fernández decidiera vender. "Adecuarse a la velocidad con la que el fútbol se ha desarrollado en los últimos diez años es sorprendente. Aquí hay retos de modernidad en el estilo de gestión, en las infraestructuras y a nivel financiero. Una de las ventajas que tenemos es que desarrollamos un grupo de gente dentro de nuestra organización en áreas especializadas", recalcó.

Alejandro Irarragorri pasó de puntillas sobre la recompra de Mareo. "Puedo adelantar que los clubes que tenemos son dueños de centros de alto rendimiento e invertimos mucho en ello", comentó antes de señalar que hay cosas "más urgentes". En cuanto a los planes CVC iniciados por la anterior propiedad, se volverán a estudiar. "Hay que ponerlo todo sobre la mesa y ordenarlo", comentó. En cuanto a la cifra de la compra, no quiso poner número. "Hablar de dinero no es lo más relevante", explicó. En lo que sí hizo énfasis en la necesidad de encontrar apoyos empresariales, a modo de publicidad, para lo que ya ha iniciado contactos. "Estamos trabajando en los contratos comerciales, en estudiar lo que había y en cómo generamos masa más importante de ingresos para tener más espacio en la gestión", afirmó.

No estuvo solo el Grupo Orlegi en su puesta de largo. El mundo de la política estuvo representado en El Molinón. No faltaron Berta Piñán, consejera de Cultura, y Aida Nuño, directora general de Deportes. Ana González, alcaldesa de Gijón, y José Ramón Tuero, concejal de Deportes, acudieron por parte del gobierno municipal. Del fútbol, una amplia representación de la historia del Sporting a través de sus veteranos: Joaquín Alonso -que acompañó en todo momento a Alejandro Irarragorri-, Puente, Churruca, Alonso, Eloy Olaya, Tati, Ferrero, los hermanos Ablanedo, Juanjo, Claudio y Cundi siguieron el acto desde la zona de prensa. También acudió José Ramón Cuetos Lobo, presidente de la Federación Asturiana de Fútbol y los representantes de los dos grandes colectivos de peñas: Jorge Guerrero, de la Federación de Peñas y Adrián Núñez, de Unipes. La asistencia se amplió con representantes de la sociedad asturiana y gijonesa, como Alberto González, director general de Fade y Félix Baragaño, presidente de la Cámara de Comercio. Hasta la cantera tuvo su sitio, con Daniel Prieto, de la Asociación de Fútbol Base de Gijón, entre el público.

Compartir el artículo

stats