Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A presi nuevo, botín casi seguro

Manuel Calvo y Ángel García Flórez fueron los únicos dirigentes de la SAD que debutaron con derrota

Alejandro Irarragorri. | MARCOS LEÓN

Como reza el dicho futbolístico de que a entrenador nuevo, victoria segura, en el Sporting esa máxima casi se traslada hasta con los presidentes. Desde que el club se convirtió en 1992 en Sociedad Anónima Deportiva solo en dos ocasiones hubo derrota en el primer partido con un nuevo dirigente. Manuel Calvo y Ángel García Flórez son los únicos que se estrenaron en el cargo con un resultado adverso. El resto, al menos puntuaron. Alejandro Irarragorri relevó en Miranda de Ebro a Javier Fernández, el anterior presidente de la entidad, que se había estrenado en 2016. Lo hizo en aquella ocasión con un triunfo por 2-1 ante el Athletic. Irarragorri lo ha hecho en esta ocasión con un empate a un gol en Anduva frente al Mirandés.

El primero que se estrenó fue Eloy Calvo, con un empate sin goles ante Osasuna un 6 de septiembre de 1992. Le relevó en el cargo Manuel Calvo, que vivió un mal día en su puesta de largo en el palco rojiblanco, con una abultada derrota por 0-3 ante el Zaragoza. Su etapa como presidente pasó rápido. Una nueva asamblea de accionistas acabó con José Fernández alzándose a lo más alto, en noviembre de ese 1994. Calvo, entre lágrimas, perdía ese poder en el club, que pasaba a manos de Fernández, que vio cómo el equipo empataba a un gol ante el Espanyol el 12 de noviembre de 1994.

A partir de ahí llego una etapa convulsa, con cambios en la presidencia prácticamente cada año. Fernández, aludiendo motivos de salud, dejó el cargo tres años después. Le sustituyó Ángel García Flórez, que el 16 de noviembre de 1997 vivió un duro partido, con derrota por 2-3 ante el Zaragoza, en un partido marcado por la protesta de la afición, que dio la espalda al equipo en la grada durante parte de la segunda mitad.

Flórez estuvo apenas un año hasta su dimisión, tras bajar el equipo a Segunda. Tomó entonces las riendas Germán Ojeda, tras formarse un nuevo consejo de administración. El 6 de diciembre debuta en el cargo oficialmente, con un triunfo por 0-1 en Mérida. Pero tampoco ahí llegó la estabilidad. Duró apenas ocho meses, hasta que también se hizo a un lado.

Juan Arango tomó el relevo en 1999. Un triunfo por 0-1 en Córdoba abrió su etapa, que poco más de tres años después llegaría a su fin. Ahí se abriría la más longeva de las últimas tres décadas, con Manuel Vega-Arango, en su segunda etapa de presidente. Un 1-0 ante el Murcia el 17 de noviembre de 2002 puso el inicio a su periodo en la dirección, que se extendió hasta el verano de 2013. Ahí Antonio Veiga dio el paso desde la vicepresidencia, tras varios años en el consejo de administración. Y en su primer partido en el palco presenció un triunfo por 1-0 frente al filial del Real Madrid en El Molinón.

Irarragorri debutó con un empate, como ya lo había hecho también José Fernández. Con derrota lo hicieron Manuel Calvo y Ángel García Flórez, mientras que el resto consiguieron festejar una victoria.

Compartir el artículo

stats