Ducha fría al Sporting por una avería en los vestuarios del Cartagonova y Alejandro Irarragorri, en Mareo

El presidente rojblanco tiene previsto estar hoy en Mareo y mañana liderará la junta general de accionistas del Sporting

Cartagena111

Cartagena111

Ángel Cabranes

Ángel Cabranes

La derrota en el Cartagonova acabó pasada por agua. Por agua fría. Una avería en el campo del Cartagena hizo que el calentador del vestuario del Sporting dejara de funcionar. El club local dio opción a los jugadores rojiblancos de poder ducharse en un vestuario anexo, más reducido, y usado normalmente por los técnicos de la casa como solución para salir del paso. Fue una de las anécdotas de un viaje para olvidar. La expedición, desde los representantes de la directiva, hasta la plantilla, se fue con la sensación de haber estado muy lejos de la versión habitual del equipo.

La visita a Cartagena propició el reencuentro de Jony con muchos de los que fueron sus excompañeros la temporada pasada. El cangués, ahora en las filas de la Efesé, charló con los jugadores del Sporting antes del calentamiento. Mantiene una estrecha relación con varios de ellos. Cali Izquierdoz y Gio Zarfino incluso fueron a verle al hotel de concentración durante la visita del Cartagena al Tartiere. Djuka es otro de los futbolistas con los que tanto su familia como la del delantero balcánico comparten una gran amistad. Hay varios más. Jony, baja por lesión, siguió la victoria de su equipo desde la grada. En Gijón esperan hoy a Alejandro Irarragorri, que tiene previsto visitar Mareo. Y mañana liderará la junta de accionistas del Sporting. Mientras, la delegación en el Cartagonova contó con la presencia de David Guerra, presidente ejecutivo, Gerardo García, director de gestión deportiva y Joaquín Alonso, relaciones institucionales del club. La vuelta, vía chárter desde el aeropuerto de Murcia, dio a muchos para repasar al detalle el posible fuera de juego de Juan Carlos Real en el tanto que acabó decidiendo la victoria del Cartagena. No se quiso añadir más leña al fuego respecto a lo hablado en sala de prensa y zona mixta por parte del entrenador y Nacho Méndez. La conclusión era clara: no era el día. No hubo tiempo a lamentos. El equipo se ejercitó ayer en Mareo con la mirada puesta ya en la visita de este miércoles a Unionistas. El Sporting disputará la segunda ronda de Copa del Rey con el ánimo de pasar ronda y tener la oportunidad de recibir en El Molinón a un equipo de Primera División en la siguiente eliminatoria. Habrá muchas rotaciones, algo a lo que está acostumbrado el conjunto rojiblanco sin necesidad de partido copero. Insua, baja por sanción ante el Levante, puede ser de los pocos que tengan minutos respecto a lo visto en el Cartagonova. El resto, tiempo para reivindicarse y sortear la lista de descartes que se prepara de cara al mercado invernal. La necesidad de firmar un delantero es una prioridad en la agenda. Para ello, como en la junta, habrá que cuadrar números.