Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Vivir de la música es un sueño que se ha hecho realidad”

Ricardo Ruipérez, de “MClan”, disfruta de Asturias, donde el grupo lleva “más de 50 o 60 conciertos” y donde se les espera de nuevo en “Navia Suena”

Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez, “MClan”, en su último concierto en Asturias.

Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez, “MClan”, en su último concierto en Asturias.

Ricardo Ruipérez, guitarrista del emblemático grupo de rock español “M Clan”, del que es cantante Carlos Tarque, está disfrutando de la vuelta al escenario y del contacto con el público tras los duros meses de parón por la pandemia. “Teníamos muchas ganas de estar con el público y volver a rodar; realmente estamos muy agradecidos por su fidelidad después de 28 años en esta profesión,” dice.

“M Clan” estará el 25 de julio en el festival “Navia Suena”, en una cita que se pone en marcha a las 21.00 horas y que tiene marcado el inicio del concierto para las 22.30 horas. Este guitarrista calcula que puede haber tocado en Asturias “más de 50 o 60 veces”, aunque siempre puede haber lugar para descubrir escenarios nuevos, como el de Navia. Siguen ansiosos tras un año de confinamiento en el que “la cultura ha sido la gran perjudicada; ahora tenemos la suerte de tocar en formato reducido y acústico y poco a poco vamos saliendo. La gente está muy participativa”, describe el músico.

Ruipérez anima a todos a no tener miedo, a acudir a los conciertos y eventos sin temor al riesgo, pues según ha comprobado por sí mismo “es de los sitios más seguros, con un aforo controlado, con el público sentado y no más de 40 personas (en los conciertos más reducidos); y de momento no ha sucedido ningún brote en este contexto” afirma tajante este artista que entiende la música como “un estilo de vida, un sueño que se ha convertido en una realidad; siempre lo tuvimos claro y luchamos por ello”. Sus grandes inspiraciones musicales son “el rock de los 60 y 70 anglosajón, aunque también hay grandes descubrimientos más actuales”.

Tras una trayectoria insuperable, coronándose de manera muy humilde y con mucha carretera a sus espaldas, unos de los momentos más icónicos que le ha tocado vivir fue “la grabación en 1995 del disco “Un buen momento” en un estudio en Memphis (USA); estuvimos un mes sin parar”.

La clave del éxito puede ser un misterio, pero a Ricardo Ruipérez la experiencia le dice que “lo más difícil es mantenerte, no superarte; ese es el camino”.

Compartir el artículo

stats