Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Se busca un asesino: llega a Asturias el escape room que causa sensación en el País Vasco

Ya se pueden reservar entradas para resolver el “Caso Octaedro”, que tendrá lugar en dos destinos sorpresa del Principado y ha sido ideado como trabajo de grado de unos estudiantes de la Universidad de Mondragón

Eider Hoyos, Íñigo Martínez de Alegría y Sandra Lauzurica (de izquierda a derecha), creadores del proyecto Escape Bask

Eider Hoyos, Íñigo Martínez de Alegría y Sandra Lauzurica (de izquierda a derecha), creadores del proyecto Escape Bask

Hay veces que de los peores momentos salen las mejores ideas. Es lo que les ha ocurrido a Sandra Lauzurica, Eider Hoyos e Iñigo Martínez De Alegría, que aprovecharon el confinamiento para idear un escape room, que ha triunfado en el País Vasco y que llega este verano a Asturias. Su experiencia, llamada Escape Bask, es un proyecto del grado universitario en LEINN (Liderazgo, Emprendimiento e Innovación), ofrecido por la Universidad de Mondragón (Guipúzcoa).

Este escape room consiste en una actividad de turismo al aire libre, que se desarrolla en dos destinos sorpresa mientras se intenta resolver un asesinato. “Mientras juegas, vas descubriendo. Empezamos en Euskadi y este verano estaremos en dos lugares de Asturias”, afirma Sandra Lauzurica, una de las precursoras del proyecto. Al reservar tu entrada a partir de la web te llega un paquete policial a casa que incluye las pistas y toda la información necesaria para empezar a jugar. A partir de ahí, toca averiguar quién es el asesino, para lo que los participantes tendrán que utilizar objetos de la calle, interactuar con el comercio local… y más.

Dos participantes en el escape room realizando una de las pruebas

Dos participantes en el escape room realizando una de las pruebas Escape Bask

La ficción que Escape Bask trae a Asturias es el “Caso Octaedro”, donde se busca a un asesino en serie de niños y niñas, que han aparecido sin vida con un mismo patrón. La duración del escape room está entre las 3 y 4 horas e incluye también una guía de recomendaciones turísticas para visitar tras la experiencia. Estos universitarios vascos dicen estar encantados con el éxito que está teniendo el proyecto: “Estamos muy contentos, sobre todo por lo que nos dicen los clientes”. 

El proyecto nació en la época post-pandemia. “Estuvimos trabajando al final del confinamiento en hacer algo donde no hubiese riesgo de contagio, nos gustó la idea y vimos una buena oportunidad”, señala Lauzurica, que se encarga de gestionar la página web. Pese a ser un proyecto totalmente adaptado a la situación sanitaria actual, con todas las actividades al aire libre, este último año han contado con dificultades variadas. Las restricciones por el coronavirus, impedían salir de la provincia por lo que el salto del proyecto a Asturias ha tenido que esperar al verano. 

Sin embargo, la mejoría en la situación sanitaria ya permite su ansiado desembarco en el Principado y ya se pueden reservar entradas a través de su página web. Es el cliente el que decide el día que quiere realizar la visita (avisando con al menos siete días de antelación). La actividad se organiza en torno a coches y el precio es de 75 euros por vehículo, sin importar la cantidad de pasajeros por coche. Es un misterio qué destinos asturianos acogerán el escape room, pero parece una actividad ideal para pasar un buen rato con amigos durante este verano.

Compartir el artículo

stats