Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un camino entre pucheros

Cocina a pie de arena en la playa de Cueva, en Valdés

Sardinas a la plancha, bonito y arroz con bogavante son tres de los platos fuertes del Chiringuito Playa de Cueva, que regenta desde 2013 el cocinero Ramón Menéndez

Ramón Menéndez Fernández en la playa de Cueva en Cueva (Valdés), donde  cocina y atiende en su chiringuito.

Ramón Menéndez Fernández en la playa de Cueva en Cueva (Valdés), donde cocina y atiende en su chiringuito.

Uno de los grandes placeres del verano, y sobre todo cuando se es amante de disfrutarlo en la playa, es comer tranquilamente muy cerca del mar, como quien dice con las olas frente al plato, después de un baño o un sencillo paseo por el arenal. Ese pequeño gran lujo lo tienen aquellos que gustan de acercarse hasta la playa de Cueva, en la localidad del mismo nombre en la parroquia de Valdés, para descubrir una playa muy singular; abierta, donde la piedra y la arena conviven con las mareas y donde, además, desemboca uno de los grandes ríos asturianos: el Esva. La playa de Cueva es de una belleza tremenda, normal que en los últimos años esté cobrando protagonismo en el occidente asturiano.

Sardinas a la plancha./ Ana P. Paredes

Ramón Menéndez Fernández, un cocinero formado en la Escuela de Hostelería de Gijón, tras trabajar en diferentes establecimientos hosteleros apostó en 2013 por abrir en medio de este magnifico paisaje, su chiringuito. Un local sencillo donde lo que prima, junto con la buena atención, es lo que sale de su pequeña cocina, como el mismo recuerda.

El chiringuito Playa de Cueva, en el arenal del mismo nombre, en Valdés. Ana Paz Paredes

“Aquí ahora trabajamos bastante pescado, en temporada vendemos bastante bonito, pero también sardinas a la plancha y otros pescados como el rape de un kilo o la lubina”, señala. Al tiempo apunta que, en su chiringuito, no faltan tampoco el tapeo habitual donde ofrece, por ejemplo, chorizos a la sidra, ensaladilla, langostinos a la plancha, croquetas, mejillones tigre; platos combinados, hamburguesas y bocadillos variados, sin olvidar las ensaladas, de tres tipos.

Arroz con bogavante, especialidad de la casa.

Entre sus especialidades con más demanda está, sin duda, el arroz con bogavante o la paella mar y montaña, éstas elaboradas sólo por encargo, así como el cachopo de ternera, que también tiene gran éxito. Sin olvidar su “tabla playa de Cueva”, para los muy hambrientos, y que lleva beicon, pollo, lomo, filete de ternera, chorizo parrillero, burguer, jamón y patatas. Medallones de solomillo, pincho moruno o entrecot de ternera, también están en su carta. Y de postre, mirando al mar, por ejemplo arroz con leche o requesón de la zona.

Otro rincón del chiriguinto. Ana Paz Paredes

Dice Ramón Menéndez que, mientas otros años cerraban terminado septiembre, este año podrá disfrutarse de la playa y el chiringuito también en el mes de octubre. Con capacidad para unas 50 personas, no doblan mesas pues, como él mismo señala “aquí la gente viene a disfrutar de la playa, de la cocina y de la sobremesa”. Imprescindible en estas fechas llamar y reservar en el 658261656.

Mesa reservada en el chiringuito. Ana Paz Paredes

Compartir el artículo

stats