Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Galería

"A 'El Mundo Today' habría que darle un premio 'Princesa' "

"A 'El Mundo Today' habría que darle un premio 'Princesa' "

"A 'El Mundo Today' habría que darle un premio 'Princesa' "

Pablo Carbonell va a pelo a los conciertos, sin "set list", sin maquillaje, sólo con la guitarra y un buen arsenal de canción satírica. Deslenguado, iconoclasta, inteligente, habla de todos los temas, y de música: Zappa, "Talking Heads", "The Divine Comedy" y los "Eels". Las memorias del líder de esta última banda le inspiraron las suyas, "El mundo de la tarántula".

- En su repertorio ha incluido a Javier Krahe. ¿Cómo lo aborda?

-Lo que estoy haciendo con Krahe no es modernizarlo, pero sí hacerlo un poco más bailable. Va a servir para que más gente lo conozca. Tengo un disco grabado sobre Krahe con "Los toreros muertos". Son once canciones, una migaja en su universo. Por eso he grabado once más yo solo con la guitarra. Y, entre nosotros, éstas son mejores.

- ¿Por qué?

-Son más sencillas, más limpias. Ahora no busco el aturdimiento de la batería. Y creo que el trabajo que se tomó Javier Krahe en buscar esas palabras se desdibuja si hay excesivos instrumentos. También la conexión que yo consigo con la guitarra difícilmente la consigo con "Los toreros muertos" cuando hacemos este repertorio.

- Señor humorista, ¿ya es tarde para hacerse youtuber?

-Supongo que es tarde para mí. Un tiempo estuve muy enganchado a Twitter, ahora estoy en Instagram porque es un sitio feliz. Todavía no han matado a nadie en Instagram. Y me permite, cuando voy a los sitios, comportarme como un turista, que es una cosa apasionante. Y me permite contarle a la gente cosas bonitas. Esto de tener que darle mi opinión a un corral de gritones y de gente que se la coge con papel de fumar llega un momento que aburre. Me encanta una noticia de "El Mundo Today" que resume muy bien la situación: "Mattel retira el Ken con el pene fuera tras las quejas de 18.435 asociaciones". Eso es lo que pasa. A "El Mundo Today" habría que darle un Premio Princesa de Asturias. Sería una medida por parte de la Corona para intentar evitar el linchamiento que padecen.

- Cuidado con lo que dice, mire Valtonyc.

- Valtonyc tiene muy mal gusto. El mal gusto debería ser punible. No le metería en la cárcel, pero sí a hacer trabajos para la comunidad. Algo que le haga ser más útil a la sociedad.

- ¿Le preocupa conectar con las nuevas generaciones?

-A mi edad pienso en cosas que me diviertan principalmente. Yo no me saco sangre antes de salir a un escenario. Y los del reguetón parece que están al borde del coma cuando cantan. Qué alegre era la música que escuchábamos nosotros. Sigo fascinado con los "Beatles", qué energía, qué diversión y qué triste la música que escucha mi hija Mafalda. Ese trap. La música que escuchábamos nos golpeaba. Pero alguna virtud tiene el reguetón: le ha hecho frente a la música norteamericana, le ha plantado cara, y eso ha generado una dignidad latina.

- ¿En qué punto están "Los toreros muertos"?

-Ahora hemos decidido hacer todas las canciones con denominación de origen. Canciones como "Zamorana", "Himno a Teruel" o "Me voy a la siesta". He encontrado una denominación que me gusta para lo que hacemos: punk folclórico. Será el material de nuestro próximo LP.

- ¿Se autocensura?

-Mi límite está en no ser grosero y respetar a los demás individualmente. Igual critico a colectivos enteros o formas de conducta. Pero últimamente lo que siento es que tengo que decir barbaridades, tengo que decir "conozco un lindo regato donde se aparean los patos". Estas cosas que a nadie se le ocurriría decirlas hay que decirlas. El surrealismo está desapareciendo. Yo hay muchas historias que no las entiendo. Si yo me pongo a cantar una canción de Bisbal, la gente se cae al suelo de risa. Pero es que es para partirse de risa. Creo que el tipo que mejor ha entendido que lo que está haciendo es una broma gigantesca es Raphael. Raphael es el más punk de nuestros cantautores melódicos pero con mucha diferencia. El segundo puesto lo quiero para mí.

Compartir el artículo

stats