Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La revisión y puesta a punto de los corazones longevos: más de 1.350 pacientes atendidos al año en la Unidad de Insuficiencia Cardiaca de Medicina Interna del HUCA

Los facultativos acaban de ser distinguidos con un sello de calidad

Desde la izquierda, Eva García Marina (enfermera) y los especialistas en Medicina Interna Elisa Rodríguez Ávila, Elena Aguirre Alastuey y Álvaro González Franco. |

Desde la izquierda, Eva García Marina (enfermera) y los especialistas en Medicina Interna Elisa Rodríguez Ávila, Elena Aguirre Alastuey y Álvaro González Franco. | Luisma Murias

Es lo más parecido a un taller que revisa y pone a punto, en la medida de lo posible, maquinarias longevas y fatigadas. Organismos de personas mayores que, con un ajuste fino, aún están en condiciones de seguir adelante con una calidad de vida más que aceptable.

Un promedio aproximado de 1.350 pacientes, por lo general mayores de 80 años, son atendidos cada año por la Unidad de Insuficiencia Cardiaca del área de Medicina Interna del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), que recientemente ha recibido la acreditación provisional de “SEMI-Excelente” que otorga la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Esta distinción solo está en poder de tres hospitales más en todo el país, destaca Álvaro González Franco, máximo responsable de la citada unidad y del área de Medicina Interna del HUCA.

Integran el equipo una enfermera a tiempo completo, Eva García Marina, y tres médicos internistas a tiempo parcial: Elisa Rodríguez Ávila, Elena Aguirre Alastuey y el propio Álvaro González Franco. Su actividad anual suele sumar la atención a unos 350 enfermos ingresados por descompensación cardiaca, alrededor de 1.000 consultas médicas y casi otras tantas de enfermería, entre resolución de dudas y sesiones formativas.

“Tenemos que volver a poner en valor el resto de actividades asistenciales y necesidades sanitarias que existen. No podemos limitarnos a atender los problemas derivados de la pandemia”, dice el doctor González Franco

decoration

El doctor González Franco sintetiza el perfil de los pacientes: “Más de 80 años, con uno o varios ingresos previos por insuficiencia cardiaca, un 80 por ciento con enfermedad renal crónica, un 70 por ciento con fibrilación auricular, un 50 por ciento con anemia, un 40 por ciento con diabetes...”. En definitiva, el retrato perfecto del paciente de edad avanzada y pluripatológico, más frecuente en Asturias que en otros territorios.

“Para nuestro servicio es un sello de calidad importante. Ahora tenemos que conseguir una adecuada coordinación con Atención Primaria, aprovechando opciones tecnológicas que se han dinamizado por la pandemia”, señala el responsable de la unidad. Otro objetivo prioritario se centra en “avanzar en la acreditación de otras unidades del servicio”.

Los auditores han valorado 37 indicadores de 6 áreas diferentes: proceso asistencial, cartera de servicios, recursos humanos, equipamiento, vías clínicas y sistemas de información. Álvaro González Franco subraya que reconocimientos de esta naturaleza arrojan luz sobre las múltiples facetas de las áreas de medicina interna, fuertemente exigidas desde hace más de un año por la irrupción del coronavirus. “Tenemos que volver a poner en valor el resto de actividades asistenciales y necesidades sanitarias que existen. No podemos limitarnos a atender los problemas derivados de la pandemia”, enfatiza el responsable del servicio del HUCA.

Compartir el artículo

stats