Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

X. Fernández/ J.M. Requena

Los aficionados, antes del partido de Asturias: “Nada mejor que un derbi como los de antes”

Los seguidores del Oviedo y del Sporting apoyan el fin de las restricciones justo antes del primer encuentro de rivalidad del curso

La afición del Oviedo ya se prepara para volver a ser anfitriona de un derbi a lo grande. Será el sábado 9 de octubre a las 21.00 horas. No habrá restricción de aforo, aunque sí mascarilla. Once hinchas azules no se la quitaban ayer a la vera del Tartiere mientras comentaban la noticia del día. Había alguna duda y mucho dudoso, pero una posición parecía común entre el oviedismo desplazado al estadio: “En la sociedad asturiana hace falta alegría y nada mejor que un derbi como los de antes para dársela”. Lo dijo ayer María Álvarez, presidenta de la peña Olivares, y lo corroboraban sus acompañantes, todos integrantes de la asociación. El “once de Olivares” se esforzó en pedir mesura antes el derbi. Como resumen: “Que se cumplan las restricciones; si no, malo”.

“Es el mejor partido posible para volver a ver un campo lleno”. Así lo creen los aficionados sportinguistas de la peña Sentimiento Rojiblanco, reunidos ayer en la sede social de la agrupación para seguir la jornada de Champions League. “Después de tanto tiempo, respinga ver un estadio lleno de aficionados”, asegura José Iglesias, miembro de la peña, que se confiesa con “muchas ganas” de poder vivir un partido en esas circunstancias. No lo hará el día del derbi, puesto que él, como la mayoría de los socios de la peña, verá el partido en la sede social. “Nosotros lo vamos a ver aquí, en nuestro pequeño templo”, confirma Ricardo Rojo.

Compartir el artículo

stats