22 de mayo de 2012
22.05.2012
La reforma del régimen local, a debate en el RIDEA
 

Bernardo Fernández: «El mapa municipal sólo se puede cambiar de forma autoritaria»

«No podemos esperar que se produzcan aproximaciones voluntarias a partir de las mancomunidades», advierte el ex vicepresidente regional

22.03.2012 | 04:30
Por la izquierda, Rodríguez, Monasterio, Fernández y Vigil, ayer, en el RIDEA.

Oviedo, José A. ORDÓÑEZ


Bernardo Fernández, presidente del Consejo Consultivo, advirtió ayer de que la redefinición del mapa municipal asturiano -con posibles fusiones de concejos- solamente podrá hacerse desde la imposición. «O se actúa de una manera dirigista y autoritaria o no se hará nada, ya que no podemos esperar que se produzcan aproximaciones voluntarias y espontáneas entre concejos a partir de las mancomunidades», subrayó el ex vicepresidente y ex consejero del Principado en una mesa redonda sobre el futuro del régimen local, organizada por el Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA). También intervinieron Carlos Monasterio, catedrático de Hacienda Pública, y Rodolfo Gutiérrez, catedrático de Sociología. El ex presidente del Principado Juan Luis Rodríguez-Vigil actuó de moderador.


Fernández apeló a su etapa como gobernante en la década de los ochenta para calificar de «desoladora» la experiencia asturiana en la materia. Así, por ejemplo, apuntó que la ley de comarcas «echó pelo en el cajón, sin que haya servido para crear una sola entidad política», o que en materia de demarcación territorial, lejos de producirse aproximaciones, sólo se han visto movimientos segregacionistas, como es el caso de Lugones, en Siero. El ex vicepresidente del Principado también puso de manifiesto que la segunda descentralización -la de las comunidades autónomas hacia los ayuntamientos- preocupa más bien poco a los partidos políticos, a juzgar por el tratamiento que le dan en sus programas electorales. «El de Foro ni aborda el tema; PP e IU le dedican una página, y el PSOE, tres», indicó el responsable del Consejo Consultivo.


Carlos Monasterio abogó por redefinir el mapa municipal, «como se hizo hace doscientos años», y a que, según indicó, la realidad actual de Asturias es muy diferente a la del primer cuarto del siglo XIX. A su juicio, si el objetivo es que las administraciones locales sean «prestadoras efectivas de servicios públicos de calidad a los ciudadanos», hay que dotarles de una base demográfica y territorial y de una financiación sólida. «El resto son coros y danzas», zanjó el catedrático. Por su lado, Rodolfo Gutiérrez destacó que 35 municipios asturianos están ahora en el umbral de la supervivencia administrativa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine