El Arzobispado demanda al Principado por el recorte docente de Religión

La Iglesia considera que Educación vulnera los derechos fundamentales de igualdad, no discriminación y libertad religiosa al aplicar la LOMCE

11.07.2015 | 05:21
Jesús Sanz Montes.

El Arzobispado de Oviedo demandó ayer al Gobierno del Principado por el recorte horario de la asignatura de Religión en los colegios asturianos. La Iglesia considera que la Consejería de Educación vulnera los derechos fundamentales de "igualdad, no discriminación, libertad religiosa y el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la educación moral conforme a sus propias convicciones", al aplicar la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Nunca antes la cúpula del clero había iniciado una batalla legal contra el Ejecutivo autonómico.

La jerarquía eclesiástica, que encabeza Jesús Sanz Montes, ha presentado un recurso contencioso-administrativo contra el decreto, de fecha 10 de junio, del Gobierno autonómico, por el que se regula la ordenación y se establece el currículo de Bachillerato en el Principado de Asturias. El Arzobispado se apoya en que "en segundo no se oferta la asignatura, en primero se imposibilita su libre elección y en la ESO es mínima con respecto al resto de asignaturas homólogas". La Iglesia también considera que el decreto de Secundaria no desarrolla la posibilidad de doble elección, que establece la ley.

Con respecto a la retirada de Religión en el segundo curso de Bachillerato, se pronunció el mes pasado el Consejo Consultivo del Principado de Asturias, el cual avaló la decisión tomada por la consejera de Educación, Ana González. La tesis del Consejo es que la desaparición de la asignatura en la oferta educativa de este último curso obedece a que segundo de Bachillerato debe ser considerado como el antiguo COU, donde no había Religión y, por tanto, Asturias no vulnera los acuerdos suscritos por España con la Santa Sede en 1979 en los que la materia de Religión era impartida hasta tercero de BUP.

Por su parte, la Plataforma Asturiana Religión en la Escuela también presentó ayer varias demandas ante los Juzgados de Oviedo, en las que solicita la suspensión cautelar del decreto de ordenación de la ESO y de Bachillerato para la aplicación de la LOMCE. Los profesores de esta materia ya se han movilizado en repetidas ocasiones para luchar contra el recorte del 33 por ciento en Primaria, del 20% en Secundaria y hasta del 50% en Bachillerato. Todo ello afecta a los 260 profesores que actualmente imparten el temario en Asturias. Con el ajuste, se prevé que una veintena de ellos se quede fuera de las aulas y que otros cuarenta se vean obligados a reducir su jornada laboral.

Los docentes se apoyan en que dos de cada tres alumnos asturianos (74.363 niños) eligen la asignatura de Religión, tal y como revela un informe del Arzobispado referente al curso académico 2013-14. En base a ello, la jerarquía eclesiástica de Asturias ha optado, por primera vez en la historia de la comunidad, por llevar a los tribunales al Gobierno regional. Este desenlace ya se veía venir, puesto que el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, ya había criticado varias veces a la consejera de Educación por su "acoso a la Religión". La última palabra la tienen ahora los jueces.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine