El comienzo del nuevo curso político

El trimestre complicado del gobierno

El debate y aprobación de las tasas e impuestos y de los presupuestos será el principal caballo de batalla del equipo de Mariví Monteserín este otoño

07.09.2015 | 03:35
La Corporación, en el salón de plenos del Ayuntamiento.

Tras los primeros escarceos políticos y el relax de los meses estivales, llega la hora de la verdad para el gobierno avilesino, que tiene por delante un trimestre complicado. El debate y aprobación de los impuestos, tasas y ordenanzas, primero, y de los presupuestos después, serán los principales caballos de batalla del equipo de Mariví Monteserín en este arranque otoñal. Y el contexto no es fácil, al estar el gobierno en minoría, y los pactos complicados tanto por la próxima celebración de Elecciones Generales -presumiblemente el 20 de diciembre- como por el mal entendimiento con los partidos que se sitúan más a la izquierda de la Corporación, que ya han advertido que a partir de ahora tendrán una línea crítica más dura que la mantenida en estos primeros meses del mandato.

La fecha límite que tiene el gobierno para tener definida la estructura de ingresos es el 20 de octubre. "Eso nos permitirá abordar un presupuesto que sea realista y capaz de desarrollar los objetivos políticos que necesita la ciudad y que tenemos comprometidos", indicó la Alcaldesa, Mariví Monteserín. Y reconoció que una falta de acuerdo en las cuentas municipales llevaría a una prórroga que "complica la vida cotidiana administrativa a lo largo del año". Por eso llegar a un acuerdo es un objetivo deseable por el gobierno socialista.

Entre los otros objetivos que se marca Monteserín para este inicio del curso político está una reunión con la ministra de Fomento, Ana Pastor, para hablar de las infraestructuras pendientes en la ciudad; avanzar en el marco el parque tecnológico; participar en proyectos europeos relacionados con temas como la eficiencia energética, la reducción de dióxido de carbono, la movilidad y las "smart cities"; e incentivar el empleo y el turismo.

"Tenemos que mejorar nuestra oferta y nuestro planteamiento como ciudad. Hay un espacio turístico que hay que potenciar, hay que hacer un esfuerzo como ciudad en todos los sentidos", afirmó la Alcaldesa. Aquí se enmarca el compromiso de poner en marcha de forma inminente una oficina de gestión para facilitar los trámites al comercio y a las pequeñas y medianas empresas. "Queremos que a final del trimestre entre en vigor, es un objetivo clarísimo".

Y si estas son las tareas que se marca el gobierno para este inicio de curso, no se queda atrás la oposición, que promete y reclama a partes iguales. Para el PP, el empleo es la prioridad, según indicó su portavoz, Carlos Rodríguez de la Torre. "Avilés tiene que mantener el mismo ritmo de recuperación económica que el resto de España. Y un Ayuntamiento no tiene que generar empleo, sino facilitar a que las empresas lo creen". Por eso el PP insistirá en temas como la coordinación del suelo industrial de la comarca, y la agilización de licencias. "Otro de los objetivos es hacer de Avilés una ciudad más atractiva para las personas que viven en ella y para los visitantes. Y para eso es necesaria una mayor coordinación, en todos los sentidos".

De la Torre también pone deberes al gobierno: "Que no esté en punto muerto. Llega con una inercia de años que mantiene un punto muerto y falta de actividad. Tiene que generarla. Y que se debata de cosas para Avilés y para los avilesinos, no temas generalistas. No es el momento de asuntos de filosofía, de política general".

También de "inmovilismo del gobierno socialista" habla Somos Avilés. Sus objetivos para este inicio de mandato pasan por "acabar con la práctica habitual de este gobierno de los reconocimientos extrajudiciales de crédito basados en la prolongación ilegal de contratos expirados", así como intentar que las ordenanzas y presupuestos incluyan criterios sociales que favorezcan a los colectivos más desfavorecidos. "Además plantearemos que el uso abusivo de las subvenciones nominales se vea reducido a aquellas que realmente se pueden considerar susceptibles de ser otorgadas de esta manera". Somos, por último, intentará convertirse "en altavoz de las necesidades de la sociedad avilesina, mediante una comunicación permanente con nuestros vecinos", y retomar debates como el de la contaminación y la elaboración de un plan de movilidad.

Los deberes que pone IU al gobierno socialista comienzan por conseguir un mayor peso político de la ciudad en el Principado. "La Escuela de Arte y los accesos al Pepa van camino de convertirse en la réplica de las obras del Escorial", apuntó el portavoz de IU, Alejandro Cueli. Normalizar las relaciones laborales en el Ayuntamiento, dar una solución al albergue de animales y elaborar un plan de movilidad son otras de sus prioridades, junto a la promoción de alquileres para jóvenes. Cueli añadió que IU trabajará para impulsar una nueva forma de empleo, el trabajo garantizado. "Además es necesario crear un frente común de todas las fuerzas políticas y sociales para garantizar la continuidad de nuestra industria y solucionar la tarifa eléctrica". La participación ciudadana y la remunicipalización de servicios son otras de sus prioridades.

Según Juan Cuesta, portavoz de Ciudadanos, los objetivos de su partido pasan por "conseguir la regeneración democrática de las instituciones, con una mayor transparencia en la cosa pública". En esa mayor transparencia entra conocer en qué y cómo se gasta el dinero. Otro apartado se refiere al parque tecnológico, "pero no como hizo el PSOE antes de las elecciones, que presentó dos folios sin plan estratégico alguno", y fomentar el empleo. "Visto el funcionamiento de las instituciones nuestra prioridad es conseguir un cambio en la forma de trabajar, que los políticos que llevan toda la vida dedicados a su partido conozcan otra forma de trabajar más ágil, más eficiente y sin pensar en el puesto". Cuesta, además, reclamó a la Alcaldesa el "café" que prometió. "La oposición representa casi al 70 por ciento de los avilesinos, y sin embargo dirige el Ayuntamiento a base de decretos de Alcaldía para los que no cuenta con nadie".

Finalmente, Agustín Sánchez, de Ganemos, reclama, igual que otros miembros de la oposición, acabar con "la parálisis municipal que lleva años", y también que e adopten medidas de transparencia. "Pueden empezar explicando cómo se han gastado los 250.000 euros de presupuesto extra que pidieron para San Agustín. No vale sólo con decir que hubo mucha gente". Por último, Sánchez afirmó: "Si no tienen ideas, el resto de grupos las estamos aportando y proponiendo mociones. Solo tienen que escuchar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine