24 de agosto de 2016
24.08.2016
Lne.es »

Chorros de diversión para unas fiestas centradas en los niños

El baño de espuma y las actividades relacionadas con el agua marcan una calurosa jornada de celebraciones

24.08.2016 | 03:47

Las actividades para los niños son una parte importante dentro del programa festivo de San Agustín. Quedó claro ayer con los talleres infantiles celebrados en diferentes partes de la ciudad. En el Museo de la Historia Urbana de Avilés, "La panda de Trasgu" llenó la sala acondicionada para una actividad divulgativa. Así como en la pista de Las Meanas, un taller sobre el uso y disfrute del agua organizado por Aguas de Avilés hizo las delicias de los más pequeños. El espacio de atracciones de "Divertilandia", también acogió la fiesta de la espuma celebrada en el recinto infantil. En ese lugar, los niños jugaron y se bañaron con jabón en un caluroso día en la ciudad. Las actividades se completaron este martes con la partida del buque escuela "Creoula", donde muchos pequeños pudieron ver lo que se siente en un barco escuela de este tipo.

Más de una veintena de niños disfrutaron hoy del taller "La panda de Trasgu", impulsado por el Museo de la Historia Urbana de Avilés. El evento, que duró aproximadamente una hora y media, hizo disfrutar a los pequeños de entre 3 y 9 años con la cultura asturiana y las manualidades. Al comienzo de la actividad, numerosos menores escucharon atentos las explicaciones que se les daba sobre la mitología asturiana. Los trasgus, los cuélebres y demás monstruos, llevaron a la exaltación y a la risa a los pequeños. Desde las butacas preparadas en una de las salas del museo, varios padres de los críos seguían de cerca las explicaciones que se les daban a los pequeños, y esperaban atentos al momento de la sorpresa: un gran cofre donde se encontraba un trasgu para que los niños vivieran la sensación de tener un duende a su lado.

La encargada del taller, Almudena Avello, se sentía entusiasmada con la acogida del proyecto por los niños. "La verdad que los niños se lo han pasado genial tanto en la proyección de la mitología asturiana como en las manualidades. Los padres también porque se han llevado un collar que han hecho los críos", comentó. Además, Avello quiso agradecer a las autoridades el apoyo para este taller, y emplazó a los niños a repetir en el próximo taller "Trasgu, viaje al pasado", que se celebrará el jueves para edades comprendidas entre los 5 y los 10 años. "El jueves el taller no consistirá tanto en la mitología asturiana sino en la cultura. Hablaremos de hórreos y otros elementos básicos que componen Asturias", resumió.

Celia González y su hermano Nicolás González fueron dos de los participantes en este taller veraniego. "Nos lo pasamos genial en este taller. Nos encanta hacer manualidades y tenemos un cofre lleno de sorpresas que tenemos que abrir; quizás nos aparezca el trasgu", señalaron entre risas.

El programa festivo de San Agustín también hizo que los niños se divirtieran y aprendieran con el agua. En la pista de La Exposición, la empresa Aguas de Avilés montó un taller experimental sobre agua y medio ambiente, dentro del cartel de Divertilandia. Los niños allí presentes pudieron hacer dibujos y colorear, además de realizar juegos con el agua. "Alquilamos vasos de agua para que puedan llenarlos. También enseñamos cómo funcionan los acuíferos y los niños pueden realizar algún experimento de física, como por ejemplo tapar con un recipiente una vela y ver qué sucede con el oxígeno que hay alrededor", apuntaba uno de los encargados del taller, Daniel Carrasco.

Una de las participantes en el taller, Mariola Pérez, comentaba que los experimentos son "muy divertidos". "Aquí podemos hacer de todo, y cuando nos cansamos de los hinchables venimos a aprender", indicó. Otra de las participantes, Alba Fernández señaló que el objetivo principal "es aprender". "He venido por la mañana a hacer un dibujo sobre el ciclo del agua, pero ahora por la tarde voy a hacer algo diferente", afirmó.

Por otra parte, dentro de los actos que se prepararon en las atracciones de "Divertilandia", se encontraba la fiesta de la espuma como traca final. Más de un centenar de niños se agolparon en el centro de la pista de Las Meanas para ser bañados con un cañón de espuma. Uno de los asistentes, Mario Martín, de 9 años, asistió encantado a la celebración. "Se parece al Descenso de Galiana porque hay mucha espuma", sentenció. Otra de las participantes, Rocío Castaño dijo: "He venido con mis dos hermanos y estamos disfrutando mucho de todas las atracciones". El coche que se encontraba lanzando espuma no cesó hasta que se le terminó el cargamento. Así, una abarrotada plaza de Las Meanas se convirtió por un día en un espacio para el disfrute infantil.

En Avilés, estos días también ha tenido máxima expectación el paso por la villa del buque escuela "Creoula". El barco, que se despidió hoy de los avilesinos, tuvo un gran número de visitas en los días que estuvo anclado en la ría avilesina. El buque escuela se convirtió en un gran reclamo para los niños que se quisieron acercar para disfrutar de los elementos de la embarcación y de tratar con la tripulación de a bordo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine