15 de noviembre de 2017
15.11.2017

Crisis pesquera: varios socios impugnan la elección de Badiola como patrón mayor

El nuevo presidente de la cofradía "carece de los requisitos para el cargo", según los firmantes del recurso, que piden la intervención del Principado

15.11.2017 | 11:31
Manuel Barba.

Apenas lleva 18 días en el cargo de presidente de la Cofradía de Pescadores "Virgen de las Mareas" de Avilés y a Tomás Badiola ya le ha estallado la primera gran crisis interna. Un grupo de socios al que representa el abogado Manuel Barba -que también hace de asesor jurídico de los vecinos del barrio del Nodo en peligro de desahucio- formalizó ayer la impugnación del nombramiento de Badiola ante la dirección general de Pesca Marítima a la vista del cúmulo de ilegalidades que, según su punto de vista, se han cometido para cubrir la plaza de patrón mayor que dejó vacante hace siete meses por dimisión Fidel Álvarez Garaot.

Los socios promotores de la impugnación niegan a Badiola la condición tanto de socio de la cofradía como de armador y de pescador con la antigüedad necesaria, lo que de ser cierto haría imposible que ejerza como patrón mayor. En la misma línea, aportan pruebas de un presunto intento de fraude de ley pergeñado para dar una supuesta apariencia de legalidad al nombramiento del patrón. En concreto, el apoderado de una sociedad armadora habría nombrado a Badiola, unas semanas antes de su elección como patrón mayor, representante de la misma a Tomás Badiola, administrativo de la cofradía de Avilés.

Esa representación legal, abundan los socios que promueven la impugnación del nombramiento del nuevo patrón, "parece que va acompañada de unos supuestos poderes para que el apoderado actúe en nombre del poderdante en el cabildo de la cofradía, entendiendo que ese apoderamiento es suficiente para hacer pasar a Tomás Badiola por miembro del cabildo y, en consecuencia, propuesto para el cargo de patrón mayor y, finalmente, elegido para el mismo".

A todo esto, el abogado Manuel Barba opone una batería de argumentos legales, entre otros que para adquirir la condición de socio de la cofradía -primer y fundamental requisito para poder ser elegido patrón mayor de la misma- "es necesario, cuando mínimo, dos años de ejercicio ininterrumpido en el ámbito territorial de la cofradía de una actividad empresarial (económica, como la de armador) o laboral (social, como la de marinero)".

Más allá de las dudas razonables sobre la condición de socio de la cofradía de Tomás Badiola, hay otra que lo excluiría de los elegibles para patrón mayor dado que no es miembro de la junta general de "Virgen de las Mareas", otro de los requisitos sine qua non para acceder al cargo.

Por todo lo anterior, los socios de la cofradía de pescadores de Avilés que impugnan al nombramiento de Badiola entienden que el mismo es nulo de pleno derecho "porque incumple los estatutos de la corporación y la normativa aplicable a la elección y nombramiento de la persona encargada de la alta dirección de la cofradía".

Cúmulo de irregularidades

El escrito de impugnación enviado ayer a la dirección general de Pesca, a la que se le solicita que anule el nombramiento de Badiola, también incluye una grave acusación: uno de los órganos de gobierno de la cofradía, la junta general, está compuesto actualmente por personas que no reúnen los requisitos para el cargo, por personas que no pagan la cuota de socio y por jubilados o parados de larga duración.

Tal es la lista de irregularidades detectadas, que los socios que han dado el paso de denunciar estos hechos piden "mano dura" a la dirección general de Pesca: que promueva la elección de un patrón mayor "siguiendo un proceso ajustado a Derecho" o en su defecto, cosa probable según estiman, "que intervenga la cofradía disolviendo todos sus actuales órganos de gobierno y que nombre una gestora -sería la segunda en los últimos cinco años- para que se encargue de convocar un proceso electoral "limpio y conforme a la ley".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine