Blog 
Terminado, el libro empieza
RSS - Blog de María José Barroso Crespo

El autor

Blog Terminado, el libro empieza - María José Barroso Crespo

María José Barroso Crespo

He vivido siempre entre palabras como periodista, documentalista, escritora ocasional y eterna aspirante a bibliotecaria. Soy lectora apasionada, ferviente y devota de todo lo escrito ante mis ojos. Los libros son y serán mi destino.

Sobre este blog de Cultura

El escritor Carlos Fuentes da título a este blog porque esa frase es certera. Tras la labor del escritor, comienza la de cada lector que reinterpreta el libro y lo hace suyo. En este espacio quiero compartir lecturas para enriquecerlas y buscar otras perspectivas del infinito mundo de las palabras.


Archivo

  • 03
    Marzo
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Día de la Mujer
    premios literarios
    Gloria Fuertes
    María Moliner

    Ellas crean, ellas arrasan

    La primavera va a llegar de la mano de un ramillete de escritoras que arrasan en premios literarios y otras que reviven en el recuerdo por centenarios y homenajes enmarcados en la celebración del Día Internacional de la Mujer. La última triunfadora ha sido Espido Freire, ganadora del Premio Azorín por su novela “Llamadme Alejandra”, una veterana en estas lides y de larga trayectoria, ya que fue la más joven en alzarse con el codiciado premio Planeta. Quien se estrena en este terreno es Carme Chaparro, que verá su debut literario publicado el próximo día 21, la novela “No soy un monstruo”,  ganadora del Premio Primavera. Se une así a la ya larga lista de presentadoras de televisión que se han pasado a la ficción. Con su rostro tienen la mitad del camino recorrido para el público, pero ascender al reconocimiento de la crítica será su Everest literario particular. Mientras, Care Santos continúa cosechando adhesiones con su “Media Vida”, ganadora del Premio Nadal, y Dolores Redondo, la flamante ganadora del último Planeta con “Todo esto te daré” continuará en las estanterías, reforzada por el estreno cinematográfico de “El guardián invisible”. Ellas arrasan y venden; son populares y conocidas por el gran público, pero la cara amarga será afrontar las voces que cuestionan la honestidad de los premios literarios y su descarado carácter comercial en detrimento de la calidad literaria.

    Otras mujeres que reviven en el recuerdo esta primavera ya lo demostraron todo, atravesaron un duro camino de esfuerzo y superación y conviene no olvidarlas nunca. Es el caso de María Moliner. Su Diccionario de Uso del Español cumple cincuenta años y es el gran legado de esta bibliotecaria, rechazada por la RAE, que tuvo el valor y la constancia de redactar a mano durante quince años “el diccionario más completo, más útil y más divertido de la lengua castellana”, como dijo Gabriel García Márquez.

    El festival “Ellas crean”, que se ha iniciado este mes de marzo en Madrid, va a permitir un repaso de la obra de mujeres esenciales para la literatura, como las intelectuales de la Generación del 27 o la escritora Elena Fortún, más allá de la mítica figura de Celia.

    De todas ellas, la que se arrasa en cariño popular es Gloria Fuertes. Para reconocer su trayectoria, coincidiendo con el centenario de su nacimiento, se han programado distintos homenajes y nuevas ediciones de su obra, pero sobre todo se ha marcado el objetivo de sacar a la luz la hondura de su poesía para adultos. Desprenderse de las etiquetas no es fácil para nadie y Gloria Fuertes, desde el recuerdo, tiene fuerza suficiente para que su poesía se lea con otra perspectiva.

    “Mi poesía está aquí, como nació –sin ningún ropaje de retórica–,
    descalza, desnuda, rebelde, sin disfraz.
    Mi poesía recuerda y se parece a mí”.

    Cuenta el poeta José Hierro, en una tertulia televisiva que compartieron en 1996, que Gloria Fuertes llegó al grupo de los poetas “sociales” de la Generación del 50 como uno de esos extraños “pájaros locos” que “dejó a todo el mundo deslumbrado, no se parecía a nadie”.  Con agudeza caricaturesca, Gerardo Diego dijo de ella que hacía  “la poesía de la tonta”, para la que hace falta mucha inteligencia.  Mostraba “la sorpresa ante el mundo de un ser angélico que parecía que no se toma nada en serio, y sin embargo, no hay una poesía más seria”, sigue contando Hierro.  Su llegada coincidió con un momento de humor irracionalista y, por eso, Hierro reconoce, en su simplicidad y candidez, los toques propios del teatro de Mihura o Tono. Pero también la identifica con un personaje tan entrañable como Charlot: la poesía de Gloria Fuertes “se cae” para hacernos reír y, una vez en el suelo, todos nos compadecemos. En ella hay “tal emoción y tal calidad de ternura que es lo que hace de ella un ejemplar único”.

    En esa tertulia, mano a mano, hay complicidad entre los poetas y un auditorio entregado; muchos de los niños que crecieron con los versos cantarines de Gloria Fuertes son los adultos que la adoran en su madurez. Ella lee un poema sobre su triste infancia y desde el público una señora le transmite el deseo compartido por todos: “Yo quiero ser tu madre, ¿dónde hay que firmar para adoptarte?”.

    Vídeo de Canal Norte TV.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook