15 de noviembre de 2016
15.11.2016
Lne.es »

Los "Oompa-Loompas" de Mieres

Una veintena de niños elaboraron en Mieres recetas de "Charlie y la fábrica de chocolate" en homenaje a Roald Dahl

15.11.2016 | 04:24
Los "Oompa-Loompas" de Mieres

Willy Wonka, propietario de la fábrica de chocolate más grande del mundo, está reclutando aprendices para su negocio. Harto ya de algunos caprichos de los "Oompa-Loompas", esos pequeños ayudantes que tiene en su factoría, ha seleccionado a veinte ñinos de Mieres para que aprendan algunas de sus recetas más exitosas. El primer taller tuvo lugar ayer, en la Biblioteca de Mieres, enmarcado en las actividades de conmemoración del centenario del nacimiento de Roald Dahl. Es el autor de "Charlie y la fábrica de chocolate", "Matilda" y "James y el melocotón gigante", entre otros.

-¿Quién ha leído el libro de "Charlie y la fábrica de chocolate"?

La pregunta la formuló Andrea Rubio, delegada de Willy Wonka en Mieres y responsable del taller en la biblioteca. Hubo tres manos en alto. "Yo me leí dos libros, uno más gordo y otro menos, los dos de 'Charlie y la fábrica de chocolate'", explicó Alba Valdés. Junto a ella, con delantal de "Peppa Pig", Sara Gutiérrez recordaba las escenas de la película que más le habían gustado: "Cuando salen los Oompa-Loompas cantando".

Los Oompa-Loompas tendrán que esforzarse mucho para conservar su puesto de trabajo en la fábrica de Wonka, porque los nuevos aprendices vienen pisando fuerte. Lo demostraron ayer, tras la elaboración de una de las recetas mejor guardadas por el maestro chocolatero: unas trufas de galleta y crema, espolvoreadas con cacao.

El primer paso de la receta fue machacar la galleta. David Martínez lo hizo tan bien que la mesa casi se desmonta: "Tiene que quedar como polvo", explicó el joven chocolatero. Mientras todos se afanaban en conseguirlo, estalló el debate sobre Willy Wonka. "Ese no existe", sentenció, rotunda, Sara Gutiérrez. Afirmación que rebatió Pedro Martínez: "Sí existió, lo que pasa que murió de viejo". Algo poco posible, les explicó Andrea Rubio, porque Wonka es mágico. Y la magia, lo sabe todo el mundo, nunca termina.

Momento crítico en la mesa de los aprendices cuando llegó la hora de repartir la crema de chocolate. El objetivo era mezclarla con la pasta de las galletas, formando una bola. A muchos les costó deshacerse de la crema de chocolate, que se les pegó por las manos. Alba Álvarez y Xinhong Xia consiguieron unas trufas casi perfectas. Igual que Irene Álvarez. Para terminar, cacao en polvo sobre los bombones. Los que se llenaron los zapatos de chocolate, tendrán que mejorar un poco si quieren trabajar en la fábrica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cuencas

Ecosam organiza una campaña de fomento de los productos locales

Ecosam organiza una campaña de fomento de los productos locales

El colectivo sorteará vales de 100 euros y lotes de alimentos hechos en San Martín

El torneo de judo de La Flor de Lena reunió a más de 350 deportistas

El torneo de judo de La Flor de Lena reunió a más de 350 deportistas

La prueba contó con la participación de los principales clubes de la región y resultó un éxito de...

Manuel Paz: "Un profesor que ensaya y actúa mejora la calidad de la enseñanza"

Manuel Paz: "Un profesor que ensaya y actúa mejora la calidad de la enseñanza"

El músico y docente participó junto a Pedro Ordines y Ana Sánchez en un debate sobre la ley de...

De motor ruidoso a joya patrimonial

De motor ruidoso a joya patrimonial

Viesgo rehabilitará una valiosa turbina centenaria para exponerla en la futura subestación de...

El albergue de Mieres ya tiene alma

El albergue de Mieres ya tiene alma

La asociación Alma Animal gestiona temporalmente la perrera municipal con el objetivo de lograr...

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine