Lne.es »
Baloncesto

Saúl Blanco siempre vuelve

"La lesión ya quedó atrás", dice el asturiano, que el domingo jugó un partido de ACB con el Tenerife seis meses después

02.12.2015 | 04:11
Saúl Blanco intenta dar un pase entre Andrés Miso y Van Lacke.

Seis meses y medio ha tardado Saúl Blanco en volver a jugar un partido de la ACB después de la dura lesión que sufrió en el encuentro que enfrentaba al Iberostar Tenerife con el Fuenlabrada. Una falta del pívot Jeleel Akindele cuando el ovetense entraba a canasta le costó la fractura del cúbito y el radio. A partir de ahí comenzó un largo y tedioso periodo de recuperación para el que es el mejor jugador de baloncesto asturiano de la historia.

"Me mentalicé desde el principio, cuando llegué al hospital me dijeron que me tenían que operar de urgencia y me hice a la idea de que iba a ser para largo. Al principio estuve tres semanas con el yeso, luego me lo quitaron y me pusieron un brazo con articulación para que pudiera ir moviéndolo un poco y me lo quitaron a finales de agosto. A partir de ahí pude hacer algo de físico, de piscina, y fui cogiendo la forma", detalla el alero asturiano.

Saúl Blanco no es un jugador cualquiera en el Iberostar Tenerife. El alero, de 30 años, es el jugador franquicia de un club en el que ya lleva cuatro años. El domingo, en su primer partido tras la lesión, ya jugó más de 20 minutos en la derrota (65-71) de los canarios frente al Manresa. El asturiano quiere pasar página de la lesión. Tan solo piensa en enderezar el camino de un equipo que no ha comenzado nada bien la temporada y que ocupa la decimoquinta posición, con dos victorias y seis derrotas: "La lesión ya quedó atrás, el hueso está bien soldado y ahora busco encontrar otra vez buenas sensaciones de juego y coger el tono físico lo antes posible", explica.

De la plantilla con la que cuenta el conjunto tinerfeño, Blanco dice que tiene nivel para "estar más arriba de donde estamos. Todos los jugadores tienen muchos puntos en sus manos, ahora tenemos que mejorar el juego colectivo y dejar de regalar partidos en casa. Ya se han ido tres victorias de aquí y eso es demasiado", añade. El conjunto tinerfeño ya ha vivido esta temporada un cambio de entrenador, con la salida de Alejandro Martínez y la llegada de Txus Vidorreta. Un Iberostar Tenerife, además, muy renovado, con las incorporaciones, entre otros, de dos viejos conocidos de la afición del Unión Financiera: Ian O'Leary, que jugó en Oviedo la primera temporada del club en LEB Plata, y Will Hanley, que consiguió el ascenso a la LEB Oro. Los dos fueron MVP de la LEB Plata cuando jugaron en el equipo ovetense. Saúl Blanco explica que ha tenido con ellos la conversación habitual entre compañeros a los que une una ciudad: "Al principio les pregunté que donde vivían en Oviedo. Los dos tenían muy buenas palabras para el club y para la ciudad".

Saúl Blanco explica que todos están aún en periodo de adaptación. Ha llegado un entrenador y muchos jugadores nuevos y ahora, con su regreso al equipo, hace que todo esté "en periodo de acoplamiento". Saúl se encuentra muy cómodo en un club con el que ha renovado ya dos veces: "Eso ya es una buena señal. Además, aquí hay una gran calidad de vida, un tiempo fenomenal, se vive muy bien. Es un club pequeño, donde te tratan muy bien", añade Saúl.

Asturias le queda ya algo lejos a un jugador que salió de Oviedo con 14 años para jugar en el Siglo XXI. Tan solo volvió en las dos temporadas que jugó en el Gijón Baloncesto. "No se acuerdan mucho de mí en Asturias", se lamenta el jugador. Eso sí, él no falta a su cita cada verano con su tierra. "Siempre intento pasar el máximo tiempo posible. Veraneo en Luanco, pero este verano pasado fue un poco locura porque tuve que ir y venir cuatro veces para hacer las revisiones de la lesión", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine