Los sindicatos prevén que se pierdan otros 2.000 empleos hasta el verano

26.03.2012 | 05:47

Oviedo, M. M.

La paralización del sector de la construcción y la falta de financiación al cortar los bancos el grifo del crédito ha reducido en más del 50% el número de empleos en el sector. Y la sangría aún no ha terminado. Según los cálculos de la patronal asturiana de la construcción, CAC-Asprocon, y de los sindicatos MCA-UGT y Fecoma-CC OO, los duros ajustes de la Administración pública van a provocar la pérdida de al menos 2.000 empleos más hasta el mes de junio.


Los datos de la Fundación Asturiana de la Construcción, en la que participan patronal y sindicatos, en enero de 2008, justo antes de que se dejara sentir la crisis, la construcción asturiana tenía 32.000 empleos directos. En la actualidad, tiene menos de 15.000.


La situación es tan crítica que se da incluso la paradoja de que hay más personal de la construcción parada (15.423 según las últimas estadísticas) que en activo (13.250).


El sector contabiliza en la actualidad 2.091 empresas en Asturias. La mayoría de ellas tienen expedientes de regulación en activo y muchas están preconcurso, una fórmula legal que les permite reordenarse internamente y buscar fórmulas para saldar sus deudas y seguir adelante. En esta situación se encuentran dos empresas del presidente de la patronal del sector, Serafín Abilio Martínez, quien hace sólo unos días denunció que «nadie hace nada para salir de esta situación y salvar al sector».

Enlaces recomendados: Premios Cine