El alto absentismo impide a la plantilla de Arcelor-Mittal recuperar todo su sueldo

Los controles para reducir las faltas al trabajo fracasan, por lo que los empleados asturianos sufren recortes salariales pese a las ventas récord

07.08.2015 | 05:33
El alto absentismo impide a la plantilla de Arcelor-Mittal recuperar todo su sueldo

Las altas tasas de absentismo laboral impiden a los trabajadores de Arcelor-Mittal en Asturias recuperar la totalidad de sus sueldos a pesar de los beneficios que están obteniendo las plantas de Avilés y Gijón y de las ventas récord que están logrando este año. Desde 2013, los trabajadores sólo han conseguido recuperar el 30% del tramo de sueldo variable, fijado para este año en el 8,5% de la nómina.

En diciembre de 2012, cuando parte de las instalaciones de Arcelor-Mittal en Asturias estaban paradas por la crisis y no se veía luz al final del túnel, empresas y sindicatos pactaron que parte del sueldo (el 8% en 2013 y el 8,5% en 2014 y 2015) fuera variable. De mano la empresa recorta esa tasa de los sueldos de los trabajadores y en función de una serie de objetivos la devuelve a los empleados o no trimestralmente. Los objetivos a cumplir, con diferentes parámetros, son: productividad, frecuencia de accidentes, servicio al cliente y absentismo.

Durante el último trimestre, los trabajadores cumplieron todos los objetivos con la excepción del absentismo laboral. Para un descuento medio de 600 euros al trimestre (200 euros al mes), los trabajadores consiguieron en los meses de abril, mayo y junio la recuperación de 574 euros. Sin embargo, según destaca el sindicato CC OO, en los diez trimestres transcurridos desde que se aplica la remuneración variable (y siguiendo con el ejemplo de la media de recorte de 200 euros al mes), de los 6.000 euros descontados los trabajadores han recuperado unos 1.880 euros, cerca del 30%.

Los resultados han mejorado en el último año -el ebitda del primer semestre de 2005 se ha elevado por encima de los 105 millones de euros- y todos los parámetros fijados en la remuneración variable se superan salvo el absentismo. El pasado año, según los datos de Arcelor-Mittal en España, el absentismo se elevó al 3,90%, tasa que se obtiene de dividir el número total de horas de baja entre el número total de horas de trabajo. La tasa no ha dejado de crecer en los últimos años (en 2013 era del 3,23% y en 2012 del 2,72%) y ello a pesar de que la plantilla se ha rejuvenecido, con una edad media de los 9.520 trabajadores del grupo Arcelor-Mittal es España de 44 años.

Para tratar de reducir el absentismo en las plantas industriales de Avilés y Gijón, la multinacional siderúrgica contrató a principios de año a una empresa especializada en salud laboral, la catalana Geseme, para realizar un seguimiento continuo de los trabajadores de baja, incluso mediante llamadas de teléfono a sus casas para conocer su situación. Fuentes de Geseme precisaron que se presta asesoramiento médico a los trabajadores de baja y que "en ningún caso hay presiones para que se reincorporen a su puesto". El servicio médico que aportan es "complementario" al del Servicio Público de Salud y "proporciona una segunda opinión médica en cuanto a confirmación del diagnóstico, valoración del tratamiento y establecimiento de pronóstico laboral". Además destacaron que el servicio permite detectar "condiciones de trabajo agravadoras de ciertas patologías".

Llamadas a casa

Geseme tiene un equipo médico en las instalaciones de Arcelor-Mittal en Gijón y Avilés. Además, cuando un trabajador de la compañía siderúrgica está de baja, personal de Geseme llama a su domicilio para confirmar su situación y citarle para una consulta. En ella, el médico realiza una exploración física detallada al trabajador de baja "para orientarle y asesorarle sobre su enfermedad" y en aquellos casos en los que existieran pruebas diagnósticas o terapéuticas que estuvieran demoradas, sus médicos "se ocupan de gestionar su adelanto, con el previo consentimiento del paciente".

A pesar de la contratación de estos servicios externos, de momento las bajas siguen siendo el talón de Aquiles de las plantas asturianas y los trabajadores siguen manteniendo recortes en sus salarios. "Las medidas no han tenido mucho éxito", apuntaron desde los sindicatos.

Además de la contratación de Geseme, Arcelor-Mittal tiene en marcha otras acciones vinculadas a la prevención del absentismo como los programas de concienciación sobre la salud para promocionar hábitos de vida saludables entre sus trabajadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine