05 de julio de 2016
05.07.2016

El sello gijonés Hoja de Lata recupera a la "sinsombrero" y novelista Luisa Carnés

La editorial rescata "Tea Rooms", narrativa social de una escritora de la Generación del 27 que ni siquiera Tània Balló incluye en su exitoso libro

05.07.2016 | 03:45

Un rescate literario en toda regla. Es lo que acaba de hacer la editorial gijonesa Hoja de Lata con una de las escritoras y periodistas más interesantes de la Generación del 27, tan arrinconada en el silencio de los olvidados por los historiadores de la literatura y los comentaristas culturales que ni siquiera tiene capítulo en "Las Sinsombrero", el necesario y exitoso libro (en realidad, parte de un trabajo de más amplitud, incluido el documental homónimo) que Tània Balló ha dedicado a aquel grupo de mujeres excepcionales que se codearon con Juan Ramón Jiménez, Lorca y Alberti, Dalí y Buñuel. Hablamos de la novelista y periodista Luisa Carnés, madrileña de 1905 que falleció en 1964 en el exilio mexicano y de la que el citado sello recupera ahora la novela social "Tea Rooms. Mujeres obreras".

Luisa Carnés podría figurar perfectamente en el libro "Las Sinsombrero" junto a María Zambrano, Rosa Chacel, María Teresa León, Ernestina de Champourcín o la pintora Maruja Mallo, algunas de las mujeres de aquella generación renovadora del Lyceum Club Femenino a las que Balló dedica los capítulos de su volumen. La autora avisa ya en su introducción: "No están todas las que fueron, pero es un buen inicio". O sea, que la tenaz "sinmbrorero" Luisa Carnés no ha tenido suerte ni siquiera cuando todo estaba de cara para su rehabilitación intelectual y biográfica.

Lo de "las sinsombrero" viene de una anécdota que ha contado la sin par Maruja Mallo. Las gentes la apedrearon a ella, a Lorca, a Dalí y a Margarita Manso porque un día, en plena Puerta del Sol y contraviniendo las reglas sociales de la época, decidieron destocarse.

Luisa Carnés no procedía de un medio burgués. Es una diferencia con algunas de aquellas "sinsombrero" escritoras y artistas. Lo cuenta Antonio Plaza en el epílogo de la edición que ha hecho Hoja de Lata de "Tea Rooms". Con orígenes en una familia humilde y numerosa, hija mayor, tuvo que dejar la escuela a los once años y trabajar como aprendiza en un taller, precisamente, de confección de sombreros. Fue una autodidacta que se educó en las bibliotecas y con los periódicos. Tuvo su momento de gloria con "Peregrinos de Calvario" y "Natacha". Se consolidó con "Tea Rooms", donde habla de la desigualdad y de los problemas laborales de las mujeres. La derrota republicana en 1939 la condenó a un doble exilio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine