Magia para la eterna juventud

La gala internacional de magos llena el Jovellanos y hace disfrutar tanto a mayores como a pequeños con trucos de todas las especialidades del ilusionismo

04.01.2017 | 03:45
"Natalie & Eli", realizando uno de sus trucos.

"¿Queréis ver magia? Pues vais a alucinar". Con esta acertada declaración de intenciones arrancó ayer El Gran Dimitri la primera de las galas internacionales de la VI Semana Mágica de Gijón, que tuvo lugar en un repleto Teatro Jovellanos, que no dejó de gozar con cada uno de los cuatro números de los que pudieron disfrutar.

"Nuestra intención es aunar en un solo espectáculo la mayor cantidad de disciplinas posibles, pero eligiendo siempre a los mejores en cada una de ellas", aseguró José Armas "El Ilusionista", organizador del evento; "de este modo podemos dar a conocer las distintas especialidades que hay dentro del mundo de la magia, para crear mayor afición", agregó.

Un interés que se dejó notar en el patio de butacas, sobre todo por los más pequeños, que no dejaron de reír, aplaudir y asombrarse con lo que ocurría sobre el escenario.

La primera de las actuaciones corrió a cargo del famoso prestidigitador belga Sebastién Dethise, que compaginó magia y juegos malabares.

Tras él, hicieron acto de presencia "Natalie & Eli", que trajeron desde Suiza su innata capacidad para cambiar de vestuario a una velocidad inimaginable, que les valió un récord Guinness. Más de una docena de cambios de ropa, acompañados de multitud de ramos florales y una coreografía perfectamente estructurada supusieron el número más animado de la velada.

El más peligroso, por contra, fue el del español Jammes Garibo, especialista en magia de gran formato, que atravesó, cortó en pedazos y quemó a su acompañante, que salió ilesa de cada uno de los envites. Para terminar, se atrevieron con un truco de metamorfosis al estilo Houdini, en el que cambió su lugar con su ayudante, con la añadidura de hacerlo en una caja transparente. Sin embargo, y como suele suceder en estos casos, lo mejor quedó para el final. El mago francés Arno, recientemente galardonado con el "premio Oscar de la magia" trajo a Gijón uno de los mejores trucos que se pueden ver. "De hecho, Arno recorre todo el mundo realizando únicamente estos diez minutos de espectáculo", apostilló Armas.

Un truco en el que hace aparecer decenas de palomas, para terminar haciendo lo propio con aves tropicales de gran envergadura, como guacamayos o cacatúas. Con el atronador aplauso del público, se llegó al final de una gala que "comenzó siendo un broche de oro a la semana, y con el aumento de la demanda, este año haremos hasta seis pases". Cuatro de ellos, separados en dos días, repetirán en el Jovellanos, mientras que otro tendrá lugar en el Centro Niemeyer de Avilés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Gijón

Ante el juez por estafar 12.000 euros a una mujer con el método del "tocomocho"

Los acusados fingieron tener cupones de la ONCE premiados

Detenido por amenazar con un cuchillo a una vecina

El acusado fue detenido por el sobrino de la víctima, policía nacional de profesión

Buscan al autor de un atropello que se dio a la fuga

La víctima intenta dar con testigos del siniestro, que tuvo lugar en la calle Severo Ochoa

"Lambchop" actúa este sábado en La Laboral

"Lambchop" actúa este sábado en La Laboral

El grupo norteamericano presentará su último trabajo que ha sido titulado "Flotus"

El Grupo Covadonga cerrará "en breve" la compra de 19.000 metros cuadrados del Chas

El Grupo Covadonga cerrará "en breve" la compra de 19.000 metros cuadrados del Chas

El acuerdo, que debe recibir el visto bueno de la asamblea grupista, está a la espera de trámites...

Última oportunidad

La última, ya ha llegado, es la hora de luchar. El mundo se ha reducido a cenizas, dolor y muerte,...

Enlaces recomendados: Premios Cine