La fiscalía pide la imputación por complicidad del hermano de Merah, el asesino de Toulouse

El terrorista se jactó durante el asedio a su casa del «placer infinito» que había sentido al matar

26.03.2012 | 05:47

París, Agencias


La fiscalía francesa pidió ayer la imputación del hermano del asesino de Toulouse, Mohamed Merah, por complicidad en los siete crímenes cometidos, al tiempo que abrió una investigación judicial para determinar si hay otros cómplices de los asesinatos.


Abdelkader Merah, de 29 años, hermano mayor del asesino confeso abatido por la Policía el pasado jueves, se encuentra en dependencias judiciales, a la espera de que un magistrado decida sobre su imputación, tras su detención el pasado miércoles.


La fiscalía indicó en un comunicado que ha solicitado su inculpación y su mantenimiento en detención provisional por complicidad en las tres masacres que cometió su hermano, de 23 años: la de un soldado en Toulouse el pasado día 11, dos más en la vecina Montauban cuatro días más tarde y tres niños y un profesor en una escuela judía el pasado lunes.


El ministerio público, sin embargo, ha dejado en libertad a la novia de Abdelkader Merah y a la madre de los dos hermanos, que también fueron detenidas el miércoles.


Según la página web del semanario «Le Point», el hermano mayor de Merah dijo en los interrogatorios que se sentía orgulloso de la forma en la que había actuado Mohamed.


Mientras tanto, Mohamed Merah dijo a los policías, durante el asedio al final del cual fue abatido, que sintió un «placer infinito» al matar a sus víctimas. Merah conversó varias horas con los agentes antes de morir.


En estas conversaciones, el terrorista reveló que nunca quiso participar en un atentado suicida porque prefería multiplicar sus ataques, con los que «Francia ha quedado de rodillas», según reveló «Le Journal du Dimanche». El joven dijo de 23 años dijo que necesitaba «ver, tocar y disparar a sus víctimas» y lamentó haber llegado a la escuela judía antes de la hora de comienzo de las clases, porque de esa manera podría haber causado más víctimas.


Dijo estar preparando más ataques contra instituciones judías, así como contra dos altos mandos policiales: el jefe de la brigada anticrimen de Toulouse y el miembro de la Dirección Central de Inteligencia Interior que le interrogó a su regreso de Pakistán.


En cuanto a los vídeos que grabó él mismo sobre los ataques, aseguró que han sido ya enviados a sus «hermanos», por lo que pronto estarían colgados en internet.

Enlaces recomendados: Premios Cine