La gente que cuida los océanos "mola"

Los alumnos de segundo curso del colegio Río Sella de Arriondas salen a la calle para concienciar a los vecinos de la necesidad de cuidar los ríos

10.05.2016 | 04:27
Los alumnos de segundo curso del Río Sella de Arriondas, con sus pancartas en el parque de La Llera.

"El mar está en nuestras manos" o "la gente que cuida de los océanos mola" fueron algunos de los lemas más repetidos ayer por los alumnos de segundo curso del colegio Río Sella de Arriondas. Los jóvenes desfilaron por las principales calles de la capital parraguesa, pancarta en mano, para concienciar a sus convecinos de la importancia de cuidar la naturaleza. La iniciativa puso el colofón final a un proyecto en el que llevan meses trabajando coordinados por su profesora Begoña García. "En el colegio trabajamos por proyectos y el del mar era uno de ellos. Los estudiantes se encargaron personalmente de diseñar los eslóganes, carteles, etcétera", apuntó la maestra.

Arán Nogueira y Pelayo Vega, de 8 años de edad, fueron algunos de los encargados de visitar lugares como la Casa de Cultura, la oficina de turismo o el centro de salud de Arriondas para entregar panfletos a los vecinos en los que se podía leer: "La basura no vuelve sola a casa. Es parte de tu equipaje, llévala contigo hasta llegar a casa". El alcalde de Parres, el socialista Emilio Longo, les recibió en el Ayuntamiento y les ayudó a colocar en el panel de anuncios del Consistorio un cartel en el que se advertía, entre otras cosas, de la importancia de no contaminar las playas. Los jóvenes resaltaron la importancia de no tirar plásticos "ni otras porquerías" al Sella "porque Arriondas vive del turismo activo y de las canoas". El objetivo del tour era, según Clara García, "conseguir que la gente sea más ecologista y contamine menos". Lo que más preocupaba a niños como Lucía Iglesias son "las grandes islas de basura que se forman en los océanos". En el cartel diseñado por Guillermo Garrido podía verse la "nueva fauna marina" donde animales como tiburones eran sustituidos por zapatos viejos a causa de la contaminación. Los estudiantes explicaron a sus conciudadanos que el plástico, uno de los materiales más utilizados en las sociedades actuales, tarda entre 100 y 1.000 años en descomponerse. La madera pintada tarda 13 años en biodegradarse y el vidrio un millón de años. "Por eso es tan importante reciclar envases y botellas, de modo que podamos darle un nuevo uso", concluyeron estos defensores del medio ambiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine