Lne.es »

Grandes atascos al caer un árbol y cortar el tráfico en el corredor del Sella

La carretera nacional estuvo cerrada algo más de media hora en Ozanes (Parres), a escasos metros del "argayón" que la sepultó hace un año

18.06.2016 | 04:29
El árbol desprendido, ocupando los dos carriles de la N-634, a la altura de Ozanes, ayer.

El desprendimiento de un árbol en el corredor del Sella (la carretera N-634) a la altura de Ozanes, en Parres, obligó ayer a cerrar por completo la vía al tráfico durante algo más de media hora, lo que provocó grandes retenciones en ambos sentidos en torno al mediodía.

No hubo que lamentar daños personales pues la planta, que llegó a ocupar los dos carriles, no logró alcanzar a ningún vehículo. El árbol, de más de quince metros de longitud, fue retirado de la vía con ayuda de un camión-pluma por varios operarios del Ayuntamiento de Parres que se encontraban por casualidad en las inmediaciones. "Nos encontramos con la caravana, vimos a la Guardia Civil y les comentamos que nuestro camión disponía de pluma y que si querían podíamos echar un cable y aceptaron para agilizar la apertura al tráfico, fue todo muy rápido", explicaron.

Una vez retirado el arbusto, los servicios de mantenimiento de Carreteras procedieron a la limpieza y acondicionamiento de la vía, que durante otra media hora sólo mantuvo abierto un carril, que fue regulado por varios agentes de Ribadesella.

El desprendimiento del árbol se produjo a escasos metros de distancia del lugar donde en febrero del año pasado tuvo lugar un gran "argayón" que sepultó por completo la carretera a la altura de Arobes. En un primer momento se utilizaron perros de rastreo ante el temor de que bajo las toneladas de barro y piedra hubiera personas sepultadas, sin que nadie resultara finalmente herido. El incidente obligó a cerrar la carretera a la circulación durante un mes y a desviar a los usuarios por carreteras secundarias de Cuadroveña y Llames de Parres. En el lugar se instaló por seguridad una triple malla con más de doscientos bulones, así como un túnel con visera antidesprendimientos que supuso una inversión de más de 3, 8 millones de euros al Ministerio de Fomento.

El tramo de la carretera N-634 que discurre entre Nava y Ribadesella está considerado como uno de los más peligrosos a nivel nacional. Sólo el pasado jueves se registraron en ese vial tres accidentes de tráfico, sin que hubiera que lamentar heridos graves aunque un conductor tuvo que ser trasladado en ambulancia al hospital de Arriondas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine