15 de julio de 2016
15.07.2016
Lne.es »

El nuevo canónigo de Covadonga afronta el cargo "con una alegría inmensa"

El tinerfeño Juan José Hernández Déniz guarda especial cariño a la Santina, ya que su primera misa tras ser ordenado fue en la santa cueva

15.07.2016 | 04:17
Juan José Hernández Déniz en La Concha de Artedo (Cudillero).

"Con una alegría inmensa y ganas de hacer el bien". Así afronta Juan José Hernández Déniz su nuevo cargo como canónigo de la Colegiata de Covadonga. El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, oficializó el martes una batería de nombramientos para remodelar la diócesis, entre los que destaca el que afecta a este canario, que en los últimos nueve años ejerció como párroco en la iglesia de San Juan XXIII de Viesques, en Gijón.

"Me produce dolor dejar la parroquia, porque allí la labor pastoral era muy directa y me tocó edificarla, creando los grupos de catequesis, etc. pero sé que al lado de la Santina voy a recibir el ciento uno por ciento a cambio", explicó el religioso, que nació en 1958 en Santa Cruz de Tenerife.

Hernández estudió en la Universidad de Comillas de Madrid, donde se licenció en Teología Dogmática, aunque reconoce que lo que más le interesa son los cursos de espiritualidad. El 20 de junio de 1992 se ordenó para la diócesis de Astorga y su primera misa la ofició precisamente en la santa cueva. "Mi madre y mi hermana vinieron a verme ese día y como mi familia está vinculada a Gijón nos fuimos para Asturias y paramos a visitar Covadonga", rememora el nuevo canónigo, que también ejerció durante cuatro años en una parroquia de Oviedo.

Hernández ya visitó el miércoles por la mañana las inmediaciones de la basílica de Covadonga, aunque no será hasta el 4 de septiembre cuando recoja oficialmente el mandato. Lo hizo acompañado, entre otros, por el abad de Covadonga, Juan José Tuñón Escalada, y por su antecesor en el cargo de canónigo Alfonso López, del que asegura haber recibido buenos consejos. "Me dijo que viniera con alegría porque aquí iba a ser feliz", contó el tinerfeño.

"Mi objetivo es estar disponible para ayudar a todas las personas que vengan, que no sientan que llegan a un sitio frío, sino que encuentren un rostro humano que los acoja", apuntó.

El nuevo canónigo de Covadonga se mostró expectante ante los hitos que tendrán lugar en 2018 en el Real Sitio, al coincidir el centenario de la coronación de la Virgen y el decimotercer centenario de la creación del Reino de Asturias, entre otros eventos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine