04 de octubre de 2016
04.10.2016
Lne.es »

El Principado pagará daños por una res de la que sólo se hallaron huesos

El Juzgado acepta la petición de un ganadero de Amieva y dice que la guardería ha de demostrar que no fue el lobo

04.10.2016 | 02:12

La Asociación de Ganaderos de Piloña anima a todos los afectados por los ataques del lobo, sean o no del concejo, a reclamar en el Juzgado el cobro de los daños producidos por el cánido en sus rebaños. La consigna llega después de que un ganadero de Amieva que recibió el asesoramiento legal del colectivo le ganase una demanda a la Consejería de Desarrollo Rural a finales de septiembre.

A juicio del colectivo, la sentencia, que obliga a indemnizar con 700 euros al afectado, marca un precedente en el cobro por daños de lobo. "Hasta ahora si un guarda llegaba tarde y ya sólo quedaban cuatro huesos del animal afectado denegaban la indemnización, alegando falta de pruebas", apunta el presidente del colectivo, Luis Cueto.

La asociación animó al ganadero J.T.C. a presentar un recurso contencioso-administrativo contra la Consejería después de que le denegaran el pago por daños de una res de la que sólo se encontró el cráneo y la columna. La administración no consideró acreditado que los daños fueran ocasionados por el lobo. En el informe emitido por el guardia de Medio Rural personado en el lugar en el que se encontraron los restos del animal reflejó la presencia en el lugar durante más de un día de al menos dos lobos, así como que los mismos habían estado comiendo el cadáver, pero se señalaba que "aunque los lobos habían estado comiendo, dado el tiempo que llevaba el animal muerto era imposible de precisar si ellos la habían matado o ella se había muerto".

La defensa del ganadero hizo hincapié en que la casi eliminación del cadáver fue consecuencia de la intervención de los animales y que no consta que en el suceso tuviera responsabilidad alguna el dueño del animal. Por ese motivo alegó que debía ser la administración la que, a la vista de los datos, presentara pruebas que desvirtuaran esa conclusión. El Juzgado de lo contencioso-administrativo número 2 de Oviedo estimó el recurso, aunque sin imponer costas a ninguna de las partes.

"Los animales huyen cuando son atacados por el lobo. Luego es difícil encontrarlos y cuando lo haces no quedan restos, creando una situación de indefensión que debe ser subsanada", dijo el presidente de la asociación piloñesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine