09 de marzo de 2017
09.03.2017

Fallece Paradona, histórico del salvamento en Villaviciosa

José Manuel Rodríguez impulsó el Certamen de la Avellana en Infiesto y fue voluntario de Protección Civil

09.03.2017 | 03:49
Paradona, en Rodiles, en 2009.

El fallecimiento de José Manuel Rodríguez Sánchez "Paradona" dejó ayer conmocionado a los vecinos de Piloña y de Villaviciosa. El tanatorio de Infiesto se quedó pequeño para acoger a las decenas de personas que se acercaron dar el último adiós a un hombre que durante más de tres décadas ejerció como coordinador del equipo de salvamento maliayés. "Paradona", que recibía su apodo del lugar en el que nació, falleció a los 76 años en el hospital de Arriondas tras una larga enfermedad. Su féretro luce decorado por una gorra de Protección Civil, un salvavidas y numerosos ramos y coronas de flores de amigos, familiares y distintos colectivos.

Rodríguez empezó su carrera profesional como socorrista en las piscinas municipales de Infiesto, antes de trasladarse a Villaviciosa para coordinar el equipo de rescate de la playa de Rodiles. "Paradona" fundó el equipo de Protección Civil de Villaviciosa y tras su jubilación colaboró con la agrupación de voluntarios de Piloña que además coordina uno de sus cuatro hijos, Fran Rodríguez.

Gran aficionado a los deportes, ejerció hace años como árbitro, masajista y hasta como presidente del club de fútbol Deportiva Piloñesa . Además, practicó ejercicio de forma regular y actividades como la natación, el atletismo o la pesca. Viajero consumado, los que lo conocieron lo definieron ayer como "un gran luchador y una persona muy altruista, siempre dispuesto a ayudar a los demás".

En su currículum destaca su esfuerzo por potenciar el folclore local, con el impulso como las Ferias de Santa Teresa o la de la Cueva colaborando con la desaparecida Sociedad de Iniciativas y Fiestas (SIF), que además impulsó el primer Certamen de la Avellana en Infiesto.

El párroco local, Manuel García Velasco, recordaba ayer una anécdota ocurrida en los años 80, cuando una noche unos gamberros entraron al Santuario de la Cueva y tiraron la imagen de la Virgen al río. "En cuanto vio lo sucedido a la mañana siguiente, Paradona se tiró de cabeza al cauce para rescatarla y un día más tarde su hijo encontró buceando las coronas del niño Jesús y de la Virgen, hechas en plata en el siglo XVIII", explicó.

La Corporación maliayesa mostró sus condolencias por el fallecimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine