Discrepancias

Suárez niega la deuda con el museo y acusa a Cultura de «meterlo en un charco»

«Oviedo sí tiene que pagar por el Bellas Artes, y Gijón no por la Laboral»

17.05.2008 | 00:00

L. S. N.

El concejal de Cultura, José Suárez Arias-Cachero, quiso ayer zanjar la polémica en torno al funcionamiento del Museo de Bellas Artes de Asturias y a la deuda que la Consejería de Cultura asegura que mantiene el Consistorio ovetense con la entidad, que cifra en 1,7 millones de euros.


«El Gobierno asturiano quiere meter al Museo de Bellas Artes en un charco, y nosotros no queremos ir en esa dirección, así que vamos a zanjar la polémica: nos están exigiendo una deuda porque sostienen que el Ayuntamiento tiene que pagar un tercio del presupuesto del museo, por adelantado. Nosotros decimos que no, que nos corresponde un tercio del presupuesto realmente ejecutado. Es decir, si presupuestan tres millones de euros, quieren que paguemos uno. Pero el presupuesto puede estar hinchado o no ejecutarse: los ovetenses no tienen porqué tener dinero metido en el museo, como un fondo de pensiones. Por eso pagamos desde hace años, y seguiremos haciéndolo, sobre los presupuestos ejecutados, liquidados, sobre lo que realmente se gasta. Ése es nuestro compromiso».


Suárez afeó al Principado que se exija a Oviedo públicamente el pago de una supuesta deuda con las arcas del Bellas Artes, «cuando otras ciudades cercanas, como Gijón, no pagan nada por sus museos, como es el caso de la Laboral, cuyo coste asume íntegramente el Principado. Y sin ir más lejos, la cantidad que nos reclaman, 1,7 millones, la han gastado recientemente en unos jardines para la Laboral, y otra similar para un aparcamiento en el mismo centro. Ésa es la doble vara de medir. Por muchas polémicas que busquen, está claro que el Museo de Bellas Artes no es la prioridad política ni presupuestaria del Principado».


En este sentido, el concejal puso como prueba «de la falta de compromiso» del Gobierno regional con el museo el que no se haya cubierto la plaza de conservador de arte moderno del museo, desde que su titular, el anterior codirector, Toto Castañón, se jubilara en febrero de 2003. «No se cubre esta plaza como no se convocan juntas de gobierno, porque seguimos denunciando que el funcionamiento del museo no es normal, no tiene la fluidez necesaria». Para mejorar este funcionamiento, el concejal de Cultura y vicepresidente de la junta de gobierno del museo propone que se constituya un órgano previsto en los estatutos, la comisión permanente, con menos miembros que la junta de gobierno y que tiene potestad para elaborar, por ejemplo, anteproyectos de presupuesto. «En ese órgano, más pequeño que la junta de gobierno, se podría debatir, por ejemplo, la política de cesiones, en la que, vuelvo a insistir, estamos de acuerdo. Y se podrían fijar los presupuestos, ya que tanta importancia da a este aspecto el Principado».


José Suárez Arias-Cachero insistió en la apuesta del Ayuntamiento por el museo: «Tardaron ocho años en presentar el proyecto de ampliación, y nosotros, nueve días en dar la licencia para hacer las obras».

El concejal achaca a «diferencias contables» las discrepancias sobre la deuda


Asegura que el Principado exige que el Ayuntamiento pague un tercio del presupuesto, pero que el compromiso municipal pasa por pagar un tercio de los gastos realmente ejecutados», con los ejercicios liquidados.


Lamenta la «doble vara de medir», pues el Ayuntamiento de Gijón no paga nada por la Laboral, cuyos gastos sufraga íntegramente el Principado.

Enlaces recomendados: Premios Cine