Indemnizan a la familia de un paciente fallecido en el HUCA

Según el Defensor del Paciente, "en ningún momento se valoró la situación general" de esta persona "ni se le realizaron exámenes físicos, existiendo un claro abandono"

21.05.2008 | 14:23

La Entidad Aseguradora del Principado ha indemnizado con 90.000 euros en concepto de daños y perjuicios a la familia de J.L.M.C, que falleció el 2 de enero de 2006 en el Hospital Universitario Central de Asturias, tras ingresar después de un accidente de tráfico.

Así lo ha informado hoy el Defensor del Paciente de Asturias, que explica en un comunicado que el fallecido, de 68 años, ingresó el día 31 de diciembre de 2005 en el Hospital Central de Asturias a consecuencia de un politraumatismo causado en accidente de tráfico.

El diagnóstico tras su ingreso en el Servicio de Urgencias fue "fractura de ramas pubianas y se indicó que no había sufrido daños graves, por lo que quedó en observación en el Servicio de Traumatología del referido centro", siempre según asegura esta asociación.

Indica que durante las siguientes horas de ingreso el paciente fue presentando "una situación de deterioro clara y a pesar de ello, los días 31 de diciembre y 1 de enero, no se le prestó atención alguna a la situación que presentaba".

"No es hasta el 2 de enero de 2006, tras dos días de ingreso, cuando se cursaron las consultas a otros servicios, aunque el paciente falleció ese mismo día", subraya.

Según el Defensor del Paciente, "en ningún momento se valoró la situación general" de esta persona "ni se le realizaron exámenes físicos o complementarios, existiendo un claro abandono al no emplear todos los medios al alcance del servicio público sanitario en aras a salvaguardar la salud del enfermo".

La causa de su muerte fue "un shock hipovolémico, que pudo ser evitado con una correcta atención, diagnosticando la hemorragia antes de que la pérdida volumétrica fuese lo suficientemente importante como para conducir a un shock, con fallo multiorgánico, pudiendo ser evitado con reposición sanguínea con una transfusión, diagnóstico de la fuente de la hemorragia y taponamiento de la misma", afirma.

Por ello, asevera que "se ha reconocido que el fallecimiento del paciente fue a consecuencia de la deficiente actuación de los servicios sanitarios".

La defensa de los intereses de su esposa y de sus cinco hijos ha sido llevada a cabo por el letrado Eduardo Curiel, especialista en Derecho sanitario y adscrito a los servicios jurídicos de El Defensor del Paciente en Asturias.EFE

Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine