Un camino entre pucheros

Comida con vistas al otoño

Las cebollas rellenas de pitu caleya y el cachopo de setas son dos especialidades del asador restaurante La Puerta de Arrobio, en Anzó, en el concejo de Sobrescobio

28.10.2015 | 04:11
Cebollas rellenas de pitu caleya, una de las especialidades del asador, en Anzó, Sobrescobio.

Cuando Fito González habla de Asturias y, sobre todo, del impresionante parque natural de Redes, que comparten los concejos de Caso y Sobrescobio, lo cierto es que dan ganas de dejar el plato a medias y saltar casi desde la terraza hasta la caleya que habrá de llevarnos a alguno de esos bellos rincones que recomienda. Porque es un hostelero -chigrero, tal vez es una definición que le gusta más- que además de presumir del lugar en el que vive también lo muestra y lo recomienda. Normal, por lo tanto, que buena parte de los clientes que acuden a su local en Anzó, el restaurante asador La Puerta de Arrobio, hagan largas sobremesas con quien, además de ofrecerles unos platos singulares y bien elaborados, conoce su tierra y habla de ella desde el corazón.

El establecimiento se encuentra en una de las márgenes de la carretera hacia Campo de Caso. A veces, los viajeros, a excepción de quien conduce, van tan extasiados contemplando el paisaje que pasan de largo, a pesar de contar con dos letreros indicativos en la carretera. "Nada más pasar Rioseco estamos a pocos metros a la izquierda, si se va en dirección a Caso, una vez que se inicia el desdoblamiento de tres carriles en la carretera de subida al pantano", señala Fito, quien dirige este establecimiento desde el año 2000.

Allí, donde aún existe el chigre auténtico, y así se percibe al entrar en el local, también cuenta con un coqueto comedor independiente para los que prefieran más tranquilidad. Eso sin olvidar su terraza, donde es un gustazo comer contemplando al frente la peña de Covalongues, mientras se escucha cómo junto al local baja desde Brañasorda la riega de Anzó a su encuentro con el río Nalón.

Una de las especialidades son los asados, tanto de cordero como de xatu y de cerdo. Los fines de semana y los festivos los hay de las dos primeras clases siempre, mientras que por encargo realiza el de cerdo. Durante la semana tiene un menú a 9 euros, donde sirve, además de una entrada de sopa, varios tipos de puchero, así como pescado y carne en diversas preparaciones en los segundos, además de postre. También cuenta con otro menú más especializado el fin de semana, a 12 euros, donde, por ejemplo, se puede disfrutar de unos buenos garbanzos con bacalao y espinacas, salpicón de pescado, una parrillada de carne o bien merluza a la cazuela, junto con los postres.

Entre algunas de las especialidades están las cebollas rellenas de pitu caleya, cachopo de setas, chipirones frescos en su tinta, pimientos con langostinos y espárragos, croquetas caseras, cordero a la estaca, xatu, costillas, chorizos criollos, churrasco, cabritu con patatinos, entrecot de buey a la parrilla y, además, una variedad de pescados dependiendo de la temporada. Tal es el caso de la merluza "a la puerta de Arrobio" o el pixín de ración a la plancha con salsa de almejas y gambas. En postres, entre las tartas triunfan la de queso y la de tres chocolates, todas caseras.

La Puerta de Arrobio no cierra nunca. Su teléfono para reservar es el 985609310. Luego, para bajar la comida y disfrutar del entorno, una buena opción es hacer la ruta de Los Cabornos, que discurre a través de un bosque de castaños que ya empiezan a dejar por el suelo su apetecible fruto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine