11 de agosto de 2017
11.08.2017

La rivalidad hace cumbre

El primer derbi asturiano en catorce años se jugará el sábado 9, a las 18 horas, y coincide con la llegada de la Vuelta al Angliru

11.08.2017 | 09:20
Juanjo Valencia y Oli se encaran en el último derbi.

Los actos organizados por el día de Asturias tendrán este año una doble prolongación deportiva que ha generado ya la primera polémica entre los aficionados al Deporte. La Liga de Fútbol Profesional y la Real Federación Española de Fútbol hicieron ayer públicos tres horarios de una tacada, los de las jornadas tercera y cuarta de Liga y el de la primera eliminatoria de Copa para los equipos de Segunda. Tal y como habían pronosticado los más pesimistas, la Liga de Fútbol desoyó el clamor que pedía que el primer derbi asturiano en catorce años se disputase el domingo. El partido ha sido fijado finalmente para el sábado 9 de septiembre a las 18 horas en El Molinón. Ese mismo día en que la rivalidad asturiana hará cumbre, la vuelta ciclista a España corona el Angliru en la que será su etapa reina.

Los aficionados al deporte en Asturias estarán obligados a elegir. La llegada de los ciclistas a la mítica cumbre asturiana está prevista en torno a las 17:30 horas, por lo que será complicado incluso verlo por televisión. Sorprende, además el criterio de la Liga cuando este encuentro ha sido escogido como el Partidazo por el canal que tiene los derechos del fútbol en Segunda División. En años anteriores, esto garantizaba el horario de las doce del mediodía del domingo, siempre que no fuera jornada FIFA y no hubiera fútbol en Primera. Esta temporada, el horario del Partidazo es variable.

Además de este encuentro, el Sporting ya sabe que jugará una semana antes en Tarragona ante el Nàstic, el sábado 2 de septiembre a las 18 horas. Mientras que en la primera eliminatoria de Copa, los rojiblancos visitarán al Reus el miércoles 6 de septiembre a las 20 horas. Dada la proximidad entra Tarragona y Reus, el Sporting está barajando la posibilidad de permanecer esos días en Tarragona para, de paso, mantenerse aislado de la previa del derbi asturiano.

Las reacciones al horario han sido inmediatas. Muchos aficionados de ambos equipos han mostrado su malestar por la coincidencia de las dos pruebas deportivas y hasta se ha iniciado una recogida de firmar en Change.org que podría unir a dos aficiones enfrentadas. El más indignado es Antonio Jiménez: "Catorce años esperando el derbi y lo ponen el día de mi boda".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine