11 de agosto de 2017
11.08.2017
Festival Songs For An Ewan Day en Salinas

Música con magia en Salinas

Un paraje idílico en el bosque del Agüil acoge uno de los festivales más peculiares de España

12.08.2017 | 04:41
Los promotores del Ewan Festival, ayer, en el recinto donde se celebrarán los conciertos.

Salinas es un lugar mágico. No solo por la playa a la que acuden miles de personas a tomar el sol o a surfear cuando se ponen bravas las olas del Cantábrico; sus paisajes también convierten a esta localidad en un paraje idóneo para relajarse o pasear. En uno de estos ídilicos lugares, cercano al río Raíces y por nombre el bosque del Agüil, se celebra desde esta tarde el festival Songs For an Ewan Day, un acontecimiento que reúne música, ambiente surfero y muchas ganas de pasarlo bien. El pinar de Salinas, el primer emplazamiento que tuvo el festival, ha pasado a la historia. Las críticas de las asociaciones que determinaban que en el pinar hay una fosa común de la Guerra Civil obligó a Yasmina Triguero, Alcaldesa de Castrillón, a proponer la celebración del Ewan en un enclave diferente para zanjar la polémica surgida en los últimos meses. Y así surgió la idea de cambiar el bosque de pinos por otro con arbolado típico de ribera.

Este nuevo lugar "es perfecto", según los organizadores. La cercana senda del río Raíces discurre bordeando árboles de ribera, mayoritariamente autóctonos; destaca, especialmente la aliseda pantanosa, una de las mejores muestras de este tipo de Asturias. En este nuevo y frondoso paraje, los festivaleros también están en contacto con la naturaleza mientras escuchan música indie, pop o llenan su estómago en las "food trucks". Tampoco faltarán las guirnaldas de luces colgadas de la arboleda tan típicas de este evento musical.

"El espacio que se ha elegido es el idóneo. Se busca un ambiente bucólico y que fomente la creatividad de los artistas. Además, el entorno boscoso es muy importante para crear el ambiente que caracteriza este festival", comentan los organizadores, satisfechos de la gran acogida que tiene la cita musical cada año. "Cabe la posibilidad de que en este bosque entren más de 2.500 personas al día. Salinas se está convirtiendo en un destino turístico sin precedentes gracias, en parte, al trabajo que hacemos para organizar este evento", señaló Yasmina Triguero.

A pesar de que el festival tiene su raíz en Salinas, estos conciertos nada tienen que ver con el Festival Longboard ni con el "Surf, Music & Friends". "Lo que buscamos es un ambiente tranquilo donde la gente pueda sentarse y disfrutar de la música indie, pop y de cantautor. Intentamos crear un espacio mágico para que lo disfrute todo el mundo", explicó uno de los organizadores, Fernando Díaz.

El festival comienza hoy y todos los artistas ya están confirmados. "Pianet" a las 21.30 será el encargado de iniciar esta edición de uno de los festivales más peculiares de España, según confiesan los propios artistas. "Brian Hunt" recogerá el testigo a las 22.15 y Marcos Cao a las 23.15 horas. El día lo cerrará el concierto de Ramón Mirabet, quien repite presencia tras quedar muy satisfecho el año pasado. Su actuación está prevista para después de la medianoche.

El sábado vuelve la música. Una de las novedades de esta edición es la sesión vermouth a cargo de "Billy Boom Band" desde la una de la tarde. Por la noche llegan platos fuertes: "St. Woods" a las 21.00 horas y "Jack Bisonte" a las 21.45 horas amenizarán la hora de la cena. Alice Wonder, una de las voces más emocionantes del momento pondrá la nota de la música negra del día. Poco después, una de las grandes bazas del Ewan Day se hará realidad. David Otero, antes "El Pescao", actuará en el bosque de Salinas para deleitar al público con sus canciones más intímas. La banda "Smile" cerrará el concierto. Salinas vivirá así dos días llenos de magia en un entorno natural a medida para la ocasión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GASTRONOMÍA

Gastronomia

Un menú para cada día

¿No sabes qué comer hoy? ponemos a tu disposición entrantes, sopas, carnes, pescados y postres