15 de diciembre de 2017
15.12.2017
Cine

La Fuerza toma el poder en "Star Wars: Los últimos Jedi"

Mark Hamill vuelve a ponerse el manto de Luke Skywalker en el episodio VIII para ser el maestro en la última película de la desaparecida Carrie Fisher como Leia

16.12.2017 | 04:19
La Fuerza toma el poder en "Star Wars: Los últimos Jedi"

¿Han sentido esa perturbación en la Fuerza? La espera por fin ha terminado y es el momento de pasar a la velocidad a la luz para poner rumbo a "una galaxia muy, muy lejana". Llega a las salas españolas "Star Wars Episodio VIII: Los últimos Jedi", la última entrega de la exitosa saga creada por George Lucas hace ya 40 años.

La película arranca justo donde acabó el "Episodio VII: El despertar de la Fuerza". La joven Rey ( Daisy Ridley) conoce finalmente al legendario maestro Jedi Luke Skywalker, que misteriosamente se había exiliado a un planeta alejado de su familia, sus amigos y el conflicto que enfrenta a la nueva República y los rebeldes contra la vil Primera Orden. Skywalker acepta como "padawan" (aprendiz de Jedi) a la protagonista al tiempo que descubre un poder oculto y misterioso que hacía años que no sentía.

Paralelamente, la resistencia liderada por la general Leia, interpretada por última vez por la fallecida Carrie Fisher, quien trata de sobrellevar la pérdida de su amado Han Solo ( Harrison Ford) a manos del hijo de ambos, Kylo Ren ( Adam Driver), combate desesperadamente contra el oscuro Líder Supremo Snoke ( Andy Serkis) y su poderoso ejército galáctico.

El nuevo filme continúa la estela de ese futuro de la saga que inició el director y guionista J. J. Abrams en 2015. En esta ocasión ha sido Rian Johnson quién se ha puesto detrás de la cámara para ampliar un universo de culto para millones de fans en todo el plantea. El secretismo con el que el director ha desarrollado esta producción ha conseguido que el estreno de esta secuela genere aun más expectación, si cabe, que su antecesora.

Daisy Ridley y Jon Boyega encabezan un reparto que supone un relevo generacional para continuar una saga que aún está lejos de llegar a su fin, especialmente desde que el gigante Disney se hiciera con los derechos de una gallina de los huevos de oro a la que todavía piensa exprimir con nuevos proyectos. Mientras la joven se entrena en los caminos de la Fuerza, Finn (Boyega) tendrá que plantar cara a la oscura orden a la que perteneció en el pasado y hacer frente a la temible capitana Phasma a la que dará vida una vez más la actriz Gwendoline Christie (la aguerrida Brienne de Tarth de "Juego de tronos"). Adam Driver interpreta el papel de antagonista con un personaje que pese a ser un aprendiz de malvado en el Episodio VII, brindó al público una de las escenas más traumáticas de toda la saga al eliminar a sangre fría al inmortal Han Solo, su padre.

Un acto que le sumerge más aún en el Lado Oscuro y que abre la puerta en esta entrega a anticipar cómo será el final de su madre, la princesa Leia, en "Star Wars". Al trío protagonista les acompaña Oscar Isaac como el piloto Poe Dameron, Domhall Gleeson como el general Hux, uno de los líderes de la Primera Orden, Laura Dern como Amilyn Holdo o Benicio del Toro, un mercenario intergaláctico. No faltarán en la cita personajes clásicos de la franquicia como el wookie Chewbacca, los androides R2-D2 Y C-3PO y el legendario Halcón Milenario.

Pero, sin duda, el papel que más ha despertado el interés de los aficionados es el regreso de Mark Hamill como Luke Skywalker. En la anterior entrega, este personaje solo aparecía unos pocos segundos al final del filme, en una escena sin diálogo. Su exilio es todo un enigma que "Los últimos Jedis" pretende resolver, convirtiendo al eterno aprendiz de Yoda en la trilogía original en el gran maestro de la nueva heroína de toda una generación. Hamill reconoce que fue el empuje de Carrie Fisher lo que le hizo aceptar esta nueva propuesta y que "ni en un millón de años" hubiera pensado que iba a vestirse de nuevo de Skywalker. "Tuve un inicio, un desarrollo y un final en "Star Wars", y nuestra historia había terminado. A mí eso me parecía bien. De hecho, pensé que si se hacían más películas sería con nuevos personajes. Por eso me sorprendió tanto cuando me pidieron que regresara". Pese a que al principio se mostraba reacio a retomar su rol de caballero Jedi por "miedo a decepcionar a los seguidores de la saga", fue una conversación con Fisher la que finalmente hizo que se decidiera a empuñar la espada láser una vez más. "Recibí una llamada totalmente inesperada y me preguntaron si quería participar. ¡No me lo podía creer! No supe dar una respuesta en el momento, contrariamente a lo que hizo Carrie que dijo sin pensarlo: '¡Estoy dentro!", cuenta Hamill. "Mark, ¿qué papeles hay ahora, en Hollywood para mujeres mayores de 50 años?', me regañó Carrie cuando le dije que tenía que haber esperado un poco, puesto cara de póquer y, quizá, negociado más dinero", explica. "¡Pero no era solo eso, teníamos una responsabilidad enorme!", remarca el actor. Quien también se ha mostrado encantado de formar parte de este universo es Benicio del Toro. "Es la culminación a mi carrera. Recibí una participación para estar en algo muy interesante, algo espectacular, y es un verdadero honor".

El Episodio VIII está llamado a ser la aventura que una a la generación nostálgica de la trilogía original con los aficionados que han crecido con las últimas entregas, en una película que busca dar respuestas a las dudas que planteó su predecesora. Entre esas cuestiones destaca el origen del Líder Supremo Snoke y quiénes son los caballeros de Ren, el grupo oscuro al que pertenece Kylo.

Comienza el viaje espacial. Que la Fuerza les acompañe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GASTRONOMÍA

Gastronomia

Un menú para cada día

¿No sabes qué comer hoy? ponemos a tu disposición entrantes, sopas, carnes, pescados y postres