10 de septiembre de 2011
10.09.2011
El empleo público, ante los recortes

El Principado, quinta Administración autonómica con más liberados sindicales

El anterior Gobierno regional pactó en 2005 con los sindicatos la creación de 44 liberaciones por encima de las que fija el Estatuto del Empleado Público

10.09.2011 | 02:00

Oviedo, J. A. A.

Asturias se encuentra entre las autonomías con más funcionarios liberados para actividades sindicales. La Administración del Principado cuenta en la actualidad con 557 liberados sindicales, una cifra que la sitúa por detrás de Andalucía, Madrid, Castilla y León y la Comunidad Valenciana, pero por delante de otras comunidades con mayor número de funcionarios como Cataluña y Galicia.


Las 17 autonomías de España acumulan cerca de un millón de empleados públicos, de los que casi diez mil están liberados para tareas de naturaleza sindical. Es decir, por cada cien empleados públicos hay aproximadamente un liberado. El reparto de los delegados sindicales viene definido en el Estatuto Básico del Empleado Público, pero cada autonomía tiene competencias para negociar con los sindicatos el reparto de horas.


Uno de los motivos que, según fuentes de la Administración regional, explica que Asturias tenga más liberados sindicales que otras autonomías es su estructura sanitaria, dividida en 8 áreas, que tienen por lo tanto derecho a la elección de otras tantas juntas de personal. Por ejemplo, mientras los 11.000 docentes asturianos tienen derecho a cuatro decenas de delegados sindicales, la sanidad, con una plantilla de 13.000 trabajadores, tiene alrededor de 190 delegados sindicales.


El Estatuto del Empleado Público establece en su artículo 41 que los delegados de una Administración con más de 751 funcionarios tienen derecho a 40 horas mensuales de representación. La gran mayoría de los delegados trasladan a otros compañeros sus horas sindicales, para que éstos puedan dedicar toda su jornada a tareas relacionadas con la representación y defensa de los trabajadores de su sindicato.


En el caso de Asturias, además de los liberados sindicales fijados por la ley estatal, el Gobierno regional y las organizaciones sindicales que formaban la Mesa general de Negociación en 2005 -UGT, CC OO, CEMSATSE y SAE- acordaron la creación de 44 liberaciones institucionales «a fin de facilitar y promover la actividad sindical», a repartir entre las organizaciones con representación en las distintas mesas de negociación. En otras comunidades que ahora han metido un «tijeretazo» a sus liberados sindicales como Madrid y Castilla-La Mancha, esos acuerdos, alcanzados en tiempos de bonanza económica, llegaron a casi duplicar el número de horas sindicales que la ley establece para cada delegado, por lo que el número de liberados sindicales se disparó.


El secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, defendió esta misma semana la labor de los llamados «liberados sindicales». Toxo rechazó el término de «liberado» porque tiene una «carga negativa para atacar los derechos sindicales» y defendió a los delegados que asumen esa tarea de representación de sus compañeros porque en la mayoría de los casos «trabajan más horas que éstos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook