07 de octubre de 2013
07.10.2013

Fomento se plantea dejar el AVE en León

Adif maneja la hipótesis de no llevar el trazado de Alta Velocidad hasta Gijón - Las obras costarían 2.186 millones para ganar 45 minutos en el viaje a Madrid

07.10.2013 | 01:52
Imagen reciente de las obras de la variante ferroviaria de Pajares.

Oviedo, José A. ORDÓÑEZ

La decisión definitiva sobre las características de la línea de Alta Velocidad entre Asturias y Madrid aún no está tomada. O si lo está no es pública. Sin embargo, el Adif ha echado ya todas las cuentas teniendo previstos los diversos escenarios técnicos. La conclusión más llamativa es que el ahorro de tiempo entre un servicio específico de AVE desde la capital de España a Oviedo y otro idéntico de Alvia en el que el ancho de Alta Velocidad se quedara en la ciudad de León, con la Variante abierta, sería de únicamente 45 minutos: dos horas y media frente a tres horas y cuarto.

Además, siempre según los cálculos internos del gestor ferroviario, la segunda alternativa resulta muchísimo más barata. Permite un ahorro de 2.186 millones de euros. De ellos, 1.750 corresponden a la construcción del trazado de AVE de Pola de Lena a Gijón y los otros 436 millones al que une León y La Robla, ambos en fase de estudio y que no se ejecutarían.

La construcción de todo el tramo pendiente de Asturias a Valladolid íntegramente para AVE dejaría el viaje a la capital de España en dos horas y media desde Oviedo y en dos horas y tres cuartos desde Gijón, sin maniobra marcha atrás en el "fondo de saco" de la estación de León. Sería posible tras una inversión global que el Adif cifra en 7.293 millones de euros, de los que, en estos momentos, restan por ejecutar algo más de 3.300. El trayecto en Alvia, con la variante abierta en ancho ibérico, el tendido de Renfe hasta León tal y como está, y, a partir de ahí, un trazado de AVE hasta Madrid, por el que los trenes alcanzan los 250 kilómetros por hora, permitiría reducir a tres horas y cuarto el tiempo actual de cuatro horas y cuarenta minutos de los trenes que no paran en la provincia vecina. Los convoyes que sí se detienen en la terminal leonesa cubrirán el viaje de Oviedo a la capital de España en el entorno de las tres horas y media. Hoy tardan cinco.

La apertura de la Variante en ancho ibérico dejará en una hora y cuarto el tiempo de viaje en Alvia de Oviedo a León, que hoy ocupa unas dos horas. La entrada en servicio del AVE León-Valladolid, prevista para 2015, reduce la duración de este trayecto de poco más de una hora y media a tres cuartos de hora.

El Adif también ha estudiado la posibilidad de abrir un tubo de la Variante con características de AVE y habilitar un tercer carril en el tramo entre León y La Robla. De esta forma, el ancho internacional llegaría hasta Pola de Lena, donde había que ubicar un intercambiador para que los trenes continuasen viaje hacia el centro de la región por el actual trazado de Renfe. Pues bien, según los cálculos del Adif, los tiempos de viaje en este escenario serían idénticos a los que se lograrían utilizando la vía actual de León a Gijón, con la Variante en ancho ibérico. La inversión para habilitar un tercer carril en el tramo desde la capital leonesa hasta La Robla se calcula en 86 millones de euros, mientras que un nuevo trazado de AVE costaría 436 millones, según las previsiones de Fomento.

El Ministerio está redactando ahora el estudio informativo para definir las características del trazado de la línea de Alta Velocidad por el centro de la región. Y lo hace sobre dos premisas fundamentales. Por un lado, "acompasar mejor la actuación a criterios de eficiencia y disponibilidad de los recursos". Por otro, incorporar de nuevo el acceso a Avilés que había desaparecido de la programación durante los gobiernos de Zapatero. Técnicos del Adif reconocen que la construcción de una red interior de AVE en Asturias resulta "muy complicada" y plantean abiertamente, dado además su alto coste, que se utilice el actual tendido de Renfe, a poder ser mejorado, entre el final de la Variante y Gijón, de 62 kilómetros de longitud total.

La variante de Pajares, con un presupuesto de 3.200 millones de euros, de los que están ejecutados ahora más de 2.800, está lastrada por los problemas de filtraciones de agua al túnel y la inestabilidad de una ladera en Campomanes. Las obras para corregir estos problemas no concluirán hasta finales de 2014, la fecha comprometida por Mariano Rajoy para abrir el primer tubo, lo que complica al máximo que se pueda cumplir este objetivo. Máxime teniendo en cuenta que aún no está adjudicada la catenaria y que sigue pendiente la licitación del montaje de vía, la señalización y los elementos de seguridad.

En León-La Robla, el Ministerio asegura que está trabajando en el análisis de los diferentes "escenarios de explotación", lo que "requiere tener en cuenta la tipología de los tráficos, la disponibilidad de material móvil, los costes de mantenimiento de las infraestructuras y otras cuestiones que se están analizando". No hay mayores precisiones ni previsiones. Fomento acaba de crear una comisión específica para abordar la integración del ferrocarril en la capital leonesa. Uno de los objetivos es eliminar el "fondo de saco" de la estación inaugurada por el ministro socialista José Blanco dentro de un proyecto en la que también se incluyó la erradicación del paso a nivel de El Crucero y que preveía una terminal definitiva financiada con una operación urbanística que la crisis se llevó por delante. Los trenes de Asturias tienen que realizar una maniobra de entrada o salida en la terminal marcha atrás en la que pierden veinte minutos de media.

El trazado de León a Valladolid tiene prácticamente lista la plataforma. Queda pendiente toda la superestructura. El Ministerio de Fomento espera financiarlo con un método de colaboración público-privada. De la capital pucelana a Madrid hay tendido de AVE desde diciembre de 2007.

Los datos

El tiempo

El AVE entre Madrid y Oviedo tardaría un total de dos horas y media (dos horas y tres cuartos a Gijón) si todo el servicio se realiza por vías de Alta Velocidad. Además, no habría la maniobra "marcha atrás" en el "fondo de saco" de la estación de León. Por contra, un servicio idéntico de Alvia en el que las vías de Alta Velocidad sólo llegasen hasta León supondría un tiempo total entre Madrid y Oviedo de tres horas y cuarto. Es decir, el ahorro de tiempo entre un servicio de AVE y otro de Alvia sería de 45 minutos. Además, La apertura de la Variante en ancho ibérico dejará en una hora y cuarto el tiempo de viaje en Alvia de Oviedo a León, que hoy ocupa unas dos horas.

La inversión

Según los cálculos internos de Adif, la alternativa del Alvia resultaría más barata. Permite un ahorro de 2.186 millones de euros, de los que 1.750 corresponden a la construcción del trazado de AVE de Pola de Lena a Gijón y los otros 436 millones al que une la capital leonesa y la Robla. Ambos están en fase de estudio y en ese caso no se ejecutarían. La inversión global del AVE entre Madrid y Asturias es de 7.292 millones de euros, según datos de Adif. De ellos, restarían por ejecutar algo más de 3.300.

El problema

La variante de Pajares, con un presupuesto de 3.200 millones de euros de los que más de 2.800 están ejecutados, está lastrada por los problemas de filtraciones de agua al túnel y la inestabilidad de una ladera en Campomanes. Las obras para corregir estos contratiempos no concluirán hasta finales de 2014, fecha comprometida por Mariano Rajoy para abrir el primer tubo. Así se complican todas las previsiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído