09 de febrero de 2018
09.02.2018

Intervención heroica de la Guardia Civil para asistir a una vecina de Ponga

Los agentes caminaron cuatro horas entre la nieve para llevar medicinas Rescate en Quirós de un ganadero aislado ocho días

09.02.2018 | 02:01
Intervención heroica de la Guardia Civil para asistir a una vecina de Ponga

Más de cuatro horas caminando entre la nieve. Dos guardias civiles protagonizaron ayer la heroicidad del día. Los agentes fueron alertados por la alcaldesa de Ponga de la situación que sufría una vecina de la localidad de Viboli, atrapada por el temporal, y que necesitaba medicinas. El problema es que nadie podía salir ni entrar en el pueblo, cubierto por completo por la nieve después de varios días de nevadas. Los dos guardias civiles encargados de llevar los medicamentos lograron al final su objetivo. "Esto llegó a complicarse", aseguró uno de los agentes.

Además, la Guardia Civil rescató a un ganadero que se encontraba aislado por la nieve desde hacía ocho días en una cabaña en el puerto de Agüería de Bárzana, en Quiros. Un familiar del hombre se puso en contacto telefónico con la Central del Instituto Armado para informar de que su primo llevaba ocho días aislado en una cabaña, a la que había subido para realizar labores ganaderas. La familia informó a los agentes que se mantuvieron en contacto con él, que se encontraba bien y tenía comida, pero el miércoles se cortó la comunicación. Una patrulla de la Guardia Civil de Entrago se trasladó hasta Bárzana de Quirós para entrevistarse con los familiares de este hombre que ya se había quedado sin leña.

Por tal motivo, a las siete de la mañana de ayer el Grupo de Rescate y Montaña (GREIM) de Mieres, salió en helicóptero para realizar el rescate. Ante la inacesibilidad de la zona, los agentes optaron por llegar a la cabaña esquiando.

Tras comprobar que el hombre se encontraba bien, pisaron la nieve para que el helicóptero pudiera tomar tierra, consiguiendo recoger así al ganadero aislado y trasladarlo, de vuelta a casa, a la localidad de Bárzana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook