Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El geriátrico de Felechosa se inscribió en el catastro por la mitad de su valor

Un perito de Hacienda declara que el edificio, registrado este año por 9 millones, tiene un precio de mercado de 18 pese a que la obra costó 30

José Ángel Fernández Villa, Juan Antonio Fernández y José Antonio Postigo, en uno de los baños del geriátrico de Felechosa en una visita cuando estaba finalizando la construcción del edificio.

José Ángel Fernández Villa, Juan Antonio Fernández y José Antonio Postigo, en uno de los baños del geriátrico de Felechosa en una visita cuando estaba finalizando la construcción del edificio. FERNANDO GEIJO

El geriátrico de lujo del Montepío de la Minería en Felechosa (Aller) no figuró en el registro catastral hasta este mismo año, según declaró el pasado martes un perito del Ministerio de Hacienda ante la jueza instructora del "caso Hulla", Begoña Fernández, y los fiscales anticorrupción Carmen García Cerdá e Ignacio Stampa. Según esta misma declaración, el inmueble fue inscrito con un valor catastral de nueve millones de euros, aunque su valor en el mercado sería el doble e incluso algo más, entre 18 y 20 millones. Sin embargo, el coste de construcción ascendió a 30 millones de euros, según la investigación practicada por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

El informe realizado por este perito sería el segundo que se practica en el "caso Hulla" sobre la construcción del geriátrico de Felechosa. Según las fuentes consultadas, como el edificio no figuraba inscrito en el registro catastral, tampoco se abonaría el Impuesto sobre Bienes e Inmuebles, aunque a este respecto no ha trascendido si se ha hecho el cálculo de la cuantía que se habría tenido que abonar desde su construcción.

En principio, la investigación de la Fiscalía Anticorrupción no iría tan allá, ya que su investigación se centra en conocer el origen de la riqueza del exlíder minero José Ángel Fernández Villa, y del que fuera su mano derecha y presidente del Montepío de la Minería en aquel momento, José Antonio Postigo. Ambos figuran como principales investigados en esta causa junto con otras 14 personas, entre ellas sus esposas e hijos; la compañera sentimental de Postigo, la rumana Dorina Bicher; la que fuera su socia en una empresa de limpieza, Daniela Rodica Timis; el constructor del geriátrico, Juan Antonio Fernández; el arquitecto, Manuel Sastre, y el asesor fiscal, José Manuel Fernández.

El arquitecto compareció de nuevo el martes en el juzgado, a petición propia, para declarar que no había habido nada anormal en la construcción del geriátrico de Felechosa y presentar un informe pericial de 2.000 folios con sus cuentas personales y las de su empresa, la constructora Alcedo de los Caballeros, para demostrar que "existe trazabilidad" en el dinero recibido por la obra, los trabajos ejecutados, los abonos realizados y sus ingresos.

Los 179.000 folios iniciales del sumario del "caso Hulla" seguirán aumentando, aseguraron las fuentes consultadas, ya que aún no se ha dado por cerrada la investigación y se prevé que pueda haber nuevas citaciones para declarar ante la magistrada del Juzgado de Instrucción 3 de Oviedo, Begoña Fernández, y los fiscales anticorrupción.

Mientras continua la investigación del "caso Hulla", el exlíder minero José Ángel Fernández Villa, espera a sentarse en el banquillo de los acusados de la sección tercera de la Audiencia Provincial de Asturias junto a Pedro Castillejo, exdirector de la Fundación para la Formación, la Investigación, la Documentación y los Estudios Sociales, Infide, del SOMA. Ambos serán juzgados la última semana de junio y la primera de julio por sendos delitos de presunta apropiación indebida de fondos del sindicato minero.

Compartir el artículo

stats