Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Me quedo en el pueblo | Coviella

Tony Blair se muda a Asturias

Un profesor que se llama igual que el ex primer ministro británico regresó hace once años a Arriondas y da clases de Inglés en Coviella

Tony Blair, en las dependencias del centro social de Coviella, donde da clases de Inglés por la tarde.

Tony Blair, en las dependencias del centro social de Coviella, donde da clases de Inglés por la tarde. ANA PAZ PAREDES

Tony Blair está más que habituado a que se hagan bromas con su nombre y apellido, idénticos a los del ex primer ministro británico. Es un hombre afable y cercano que desde hace unos once años volvió al Principado, tras vivir en Inglaterra, Brasil y Suiza, y que reparte su vida entre su casa en Arriondas y las visitas a su madre en Coviella, donde desde hace un tiempo da clases de Inglés en las dependencias del centro social.

"Yo nací en Londres. Mi padre era escocés y mi madre es asturiana, de Mestas de Con, pero hace años que vive en Coviella. Estudié Filología Hispánica en la Universidad de Liverpool y luego me formé como profesor, ejerciendo está profesión varios años, primero en Brasil, donde viví un año, pues también estudié portugués. Como profesor también trabajé en Suiza, donde viví diez años. Luego me trasladé, primero, a Madrid y, finalmente, me vine para Asturias, donde trabajé en varias academias en Oviedo", recuerda.

La posibilidad de dar clases de Inglés a niños y adultos en el centro social de Coviella hizo que optara por vivir definitivamente en el oriente asturiano, donde dice sentirse muy a gusto. "Es un gran cambio, pero para bien. Hay que adaptarse a lo que te toca vivir y sacarle provecho. Para mí es mucho más fácil adaptarse a vivir en un pueblo cuando vienes de la ciudad, que a la inversa", afirma. Este inglés con marcado acento asturiano es un enamorado de su profesión y disfruta dando clases de Inglés a niños y a mayores. "Doy clase de Inglés de lunes a viernes, de cuatro a siete de la tarde, para niños a partir de 7 años. También doy clases a adultos. Es de octubre a junio. Doy clases a varios niveles, pero no los mezclo. Viene gente con mucho nivel, otros que parten de cero y otros que están en un paso intermedio. También preparo a quienes se presentan al Cambridge", recuerda.

Tony se muestra encantado de vivir entre Arriondas y Coviella, donde reside su madre. "Es una vida muy tranquila, conoces a todo el mundo y hay mucho menos estrés que en la ciudad. También soy consciente de que algunos pueblos van cada vez a menos. No sé a quién le corresponde, pero se deberían tomar medidas para evitarlo. No sé qué será de esos pueblos dentro de veinte o treinta años", señala. Entre las actividades de su tiempo libre están ir a la piscina y a la playa, además de compartir el fin de semana con los amigos. "Lo que peor llevo son los horarios de las comidas. Me resulta imposible cenar más tarde de las nueve de la noche", señala sonriente. En cuanto a la vida en la zona rural, él lo recomienda a todo el mundo. "Hoy, con una buena conexión a internet, puedes trabajar desde aquí y desde cualquier pueblo en un buen montón de profesiones. Yo conozco a gente que así lo hace aquí y en otros países. Trabajas más tranquilo, con menos estrés y sigues en contacto con el mundo", matiza.

Compartir el artículo

stats