09 de enero de 2019
09.01.2019
El centro-derecha acelera ante la próxima cita electoral

Pablo Casado impone a Teresa Mallada y Mercedes Fernández medita su futuro

La dirección nacional no dio margen a la presidenta a plantear alternativas y justifica su decisión en las encuestas favorables a la exresponsable de Hunosa

09.01.2019 | 01:20

La decisión de Pablo Casado de imponer a Teresa Mallada como candidata a la presidencia del Principado ha dejado en estado de shock al PP asturiano, sobre todo al círculo de confianza de la presidenta regional, Mercedes Fernández, que medita su futuro con todas las hipótesis abiertas. El anuncio por parte de la dirección nacional cayó como una bomba en el seno del Grupo Popular en la junta, que se reunió ayer de urgencia, convocado por el secretario general autonómico, Luis Venta, en una sesión en la que no estuvo presente su portavoz y presidenta. El número dos del PP nacional, Teodoro García Egea, fue el encargado de transmitir tranquilidad desde la sede nacional del partido, en la madrileña calle de Génova.

García Egea dio por hecha la continuidad de Mercedes Fernández al frente de la organización regional y será la interlocutora con el partido. "Seguirá siendo la presidenta del PP de Asturias y trabajaremos conjuntamente para elaborar las listas municipales", afirmó el secretario general de los populares, que defendió las virtudes de Teresa Mallada como cartel electoral al Principado. "Lleva muchos años vinculada al paritdo. Conoce su tierra y a los asturianos. Tiene muy buena trayectoria profesional en el sector privado que, en definitiva, la avala para recoger el descontento de una tierra como Asturias que lleva ya demasiado tiempo sometida a los rigores del socialismo", esgrimió Egea, quien dijo no temer que la apuesta por la expresidenta de Hunosa abra un nuevo cisma o genere división en el seno del PP asturiano. "Ni mucho menos. Estamos continuamente con nuestras organizaciones territoriales y hay que seguir trabajando porque nuestro adversario es Pedro Sánchez y Podemos, así como las políticas fracasadas de Javier Fernández y Revilla", defendió Egea ante las nominaciones de Teresa Mallada y Ruth Beitia para las elecciones autonómicas en Asturias y Cantabria. Se da la circunstancia de que el PP nacional inicialmente divulgó, de forma errónea, que Mallada era la presidenta de la junta local de Aller. La decisión de la dirección nacional fue valorada ayer positivamente por el presidente de la Federación Asturiana de Empresrios, Belarmino Feito, que había estado en la sede nacional del partido semanas atrás para hablar de la descarbonización aunque en algunos medios se había relacionado dicha presencia con la candidatura al Principado. "Cada partido elige a su candidato en base al perfil que define; más allá de su trayectoria política, desde el ámbito empresarial valoramos de forma positiva el perfil profesional de Teresa Mallada, por su experiencia y por haber estado ligada al mundo empresarial y en los últimos años a la gestión en Hunosa", declaró Belarmino Feito.

Ni la nueva candidata, Teresa Mallada, ni la presidenta regional del PP, Mercedes Fernández, quisieron entrar ayer en valoraciones tras el anuncio realizado desde la sede nacional del partido. Mercedes Fernández medita su futuro. Tienos dos opciones: seguir al frente del PP regional, como en su día hizo Ovidio Sánchez tras la designación de Isabel Pérez-Espinosa como candidata al Principado en 2011, o dar un paso a un lado y dejar vía libre para que Teresa Mallada tome las riendas del partido y tenga plenos poderes de manera inmediata, como sucedió antes de las elecciones al Principado de 2012.

Una de las cuestiones más comentadas ayer en las filas populares fueron las formas con las que la dirección nacional del PP ha resuelto la nomiación de sus candidatos. La vida orgánica de las organizaciones territoriales ha recibido un golpe en la línea de flotación de la apuesta por la participación de las bases que habían incorporado los estatutos del partido. Los comités electorales han quedado reducidos a un papel meramente testimonial sin ni siquiera capacidad de propuesta para las candidaturas a la presidencia autonómica y a las capitales de provincia, en las que los estatutos sí reservan la última palabra a la dirección nacional del partido.

Alfredo Canteli es la apuesta de Casado para recuperar la Alcaldía de Oviedo. (Puedes leer esta información aquí). 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook