21 de mayo de 2019
21.05.2019

Cae otro senderista en la Senda del Oso al apoyarse en una barandilla

El accidente se produce diez días después del fallecimiento de un ciclista al apoyarse también en un cierre de madera

21.05.2019 | 22:21
Un momento del izado del herido al helicóptero.

Un senderista holandés de 45 años resultó herido ayer por la tarde en la Senda del Oso al apoyarse en una barandilla y caer tres metros a la orilla del río. Es el segundo accidente que se produce en circunstancias similares en la transitada ruta, doce días después de que un cicloturista falleciera al apoyarse en un valla y caer desde la Senda del Oso sobre la carretera que une Trubia y el Puerto de Ventana

El accidente de esta tarde se produjo en la cerca que limita el camino en las inmediaciones del puente del río junto al desvío de Teverga. Para su rescate fue necesaria la intervención de Bomberos de Asturias, que se encargaron de su traslado en el helicóptero medicalizado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). La Guardia Civil de la Comandancia de Oviedo instruye las diligencias.

La voz de alarma la dio un guarda de la zona a las 19.40 horas, indicando que una persona se había caído varios metros tras ceder la barandilla a la orilla del río. Posteriormente una persona que lo vio desde el otro lado logró llegar hasta él y lo acompañó, sujetándole la cabeza y tapándolo, hasta que llegaron al lugar los bomberos, según explicaron fuentes del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA).

Hasta el lugar del accidente se desplazaron efectivos de Bomberos del SEPA con base en el parque de Proaza que colaboraron y participaron en la evacuación y rescate. Los bomberos junto al equipo de rescate inmovilizaron al herido y lo trasladaron hasta la otra orilla del río, donde el helicóptero pudo realizar la evacuación porque en la zona hay un tendido eléctrico que impedía que aterrizase.

El herido fue atendido en un primer momento por el médico rescatador y evacuado, posteriormente, inmovilizado, mediante una operación de grúa a la aeronave.

El anterior accidente fue mortal. J. M. D. de 60 años y vecino de Valladolid, estaba pasando el fin de semana en una casa rural en Teverga y el siniestro se produjo mientras recorría la senda en el tramo que va hacia Quirós, se apoyó en una barandilla para hablar por teléfono y ésta cedió, según aseguraron entonces testigos presenciales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook