Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ESTEBAN GÓMEZ SUÁREZ | Presidente del Colegio de Enfermería de Asturias

"Las enfermeras están desaprovechadas, hay que incorporarlas a las estructuras de gobierno"

"En esta pandemia se ha vuelto a demostrar que el compromiso de nuestros profesionales está muy por encima del reconocimiento que obtienen"

Esteban Gómez Suárez.

Esteban Gómez Suárez.

Esteban Gómez Suárez (Gijón, 1972) fue elegido presidente del Colegiode Enfermería de Asturias el pasado 28 de noviembre. Ejerce su profesión en el bloque quirúrgico del Hospital Grande Covián de Arriondas. Con motivo del Día Mundial de la Enfermería, en esta entrevista analiza sus cinco meses al frente de una

- ¿En qué medida la enfermería saldrá de la pandemia de covid-19 distinta a como entró?

-Es pronto para saberlo. Las enfermeras, al igual que otros profesionales sanitarios, están exhaustas. El esfuerzo ha sido titánico, y el desgaste personal y emocional, brutal. La clave será ponderar en su justa medida los cambios que, necesariamente, tienen que producirse en el sistema tras una crisis así. Cambios que, como reclama la Organización Mundial de la Salud (OMS), pasan por darnos a las enfermeras un mayor reconocimiento, dotación y liderazgo.

- ¿Se sienten infrautilizados?

-Las enfermeras estamos desaprovechadas en nuestro país. Necesitamos incorporar más enfermeras al mando de estructuras de gobierno y en el diseño de políticas sanitarias para que el sistema se fortalezca. La propia OMS viene insistiendo en que los sistemas que invierten más en cuidados a través las enfermeras obtienen mejores resultados de salud en la comunidad, economías más robustas y mayor igualdad de género.

- ¿Qué han demostrado los profesionales durante estas semanas?

-Una vez más, unos niveles de compromiso y profesionalidad que están muy por encima del reconocimiento profesional que obtienen a cambio. Hemos exhibido una enorme capacidad de adaptación y hemos sido capaces de acomodar el sistema a las necesidades del momento. En el sistema sociosanitario lo han hecho, además, en un entorno que en absoluto está preparado para una crisis como esta.

- ¿Cómo ha visto los niveles de protección de los profesionales asturianos?

-Los números están ahí, y no podemos obviarlos. La alta tasa de infecciones entre profesionales sanitarios, fundamentalmente personal de enfermería, sugiere fallos en muchos niveles de la cadena de contagio. Debemos analizar bien qué ha pasado para aportar mejoras. Esta semana presentaremos un estudio para saber qué ha pasado con detalle, más allá de la escasez de equipos de protección (EPI). También hemos invertido en medios de protección.

- ¿Qué significan los aplausos desde las ventanas?

-Las muestras de apoyo, canciones, pinturas, palmas... son siempre un soplo de aire fresco que se agradece. Estábamos antes de que hubiera aplausos, y seguiremos estando cuando los aplausos se agoten. Socialmente las enfermeras están muy bien valoradas. Los aplausos los merecen todos los que actúan de forma responsable ante la mayor amenaza sociosanitaria de nuestra historia.

- ¿Qué ventajas e inconvenientes ve en la extensión de la atención telefónica y telemática a los pacientes?

-Estas tecnologías pueden ser de inmensa utilidad, pero no hay base científica para sustituir la asistencia presencial por la telemática. Las enfermeras llevamos años dirigiendo y pilotando proyectos telemáticos para mejorar la calidad de los cuidados. Pero en esta profesión nada sustituye el contacto humano: coger una mano, mirar a los ojos o sonreír.

- ¿Qué ha cambiado en el Colegio desde que está su equipo?

-Estoy muy orgulloso del trabajo. En unos meses ya pueden verse cambios muy significativos, pero el proyecto requiere tiempo: partimos de una situación muy precaria. Se han realizado cambios organizativos profundos, incluyendo recursos humanos y la gestión económica y contable. En cuanto liderazgo, tenemos más presencia en instituciones, medios de comunicación y redes. Trabajamos con organismos y sociedades científicas de cara a desarrollar proyectos conjuntos y conseguir una profesión más visible y reconocida.

- ¿Cómo se encontraron las cuentas?

-Entenderá que, estando el asunto aun en los juzgados, no podemos dar detalles. La realidad ha superado con creces cualquiera de nuestras peores expectativas, incluyendo obligaciones tributarias sin cumplir.

- ¿Cuáles han sido las principales sorpresas?

-Aún estamos investigando. Lo más llamativo es la falta de información que nos hemos encontrado. Pero confiamos plenamente en la labor de la justicia.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats