29 de julio de 2020
29.07.2020
La Nueva España

La patronal hostelera, tras las restricciones del Principado: "Pone en riesgo más de 1.000 puestos de trabajo"

"El conjunto del ocio nocturno lo estaba haciendo bien; si se hubiesen tomado noticias ante los incumplimientos no hubiésemos llegado a esta situación", critican desde Otea

29.07.2020 | 15:30
José Luis Álvarez Almeida, presidente de Otea

"Las nuevas restricciones del Principado a la hostelería ponen en juego más de 1.000 puestos de trabajo". La Asociación de Hostelería y Turismo en Asturias (Otea) se ha mostrado contraria a la normativa aprobada hoy por el gobierno regional para el sector hostelero y del ocio nocturno que, entre otras cosas, les obliga a cerrar sus establecimientos a las 2.00 horas y restringe el uso de las barras hasta las 24.00. La patronal del sector considera que estas decisiones abocarán a la desaparición a más de 300 negocios y piden al Principado "diálogo" para tratar de revertir esta situación.

Desde Otea consideran que las medidas implantadas por el Principado focaliza los problemas sanitarios del Principado (Asturias sumó ayer 14 nuevos contagios) en el sector hostelero, especialmente en los establecimientos de ocio nocturno y los de bodas y banquetes. "El conjunto del ocio nocturno lo estaba haciendo bien y ha mostrado responsabilidad. Si se hubieran tomado medidas ante los mínimos incumplimientos se habría evitado esta situación", señalan los de la patronal.

Antes de llegar a esta situación, Otea había planteado al gobierno autonómico una batería de propuestas para tratar reforzar las medidas sanitarias en la hostelería: prohibir el uso de las barras y establecer el cierre de los locales de ocio nocturno a las 4.00 horas y desarrollar conjuntamente con el Principado un sistema de control de datos de los clientes eficaz, a fin de facilitar la labor de los "rastreadores".

Pese a que estas propuestas no han sido tenidas en cuenta, Otea sigue tendiendo su mano al Principado, al que piden "diálogo" para encontrar "soluciones menos perjudiciales para el sector". Además, también urgen a la administración la puesta en marcha de medidas fiscales y laborales que alivien la situación económica de los empresarios del sector.

Los bares de copas de Oviedo exigen una reunión con Barbón

Por su parte, la Asociación de Bares de Copas de Oviedo (ABACO) exige una reunión con Adrián Barbón para buscar medidas alternativas a las dictadas por el gobierno autonómico. La asociación ha adelantado en un comunicado que quiere cerrar sus establecimientos a las 4.00 horas, permitir el uso de la barra con medidas sanitarias y la puesta en marcha de un sistema de control de los clientes para facilitar los rastreos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook