La Vicepresidenta, Ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, se ha referido esta mañana en Oviedo a la decisión de Juan Carlos I de salir de España. "El rey emérito no huye de nada, no está inmerso en ninguna causa; simplemente ha tomado una decisión y explica las causas", ha respondido a los periodistas en Oviedo, cuando ha sido preguntada por las críticas de partidos como Podemos, sus socios de gobierno.

Calvo ha dicho que la salida del país de España es algo bueno para la institución y para Felipe VI "en su trabajo impecable por nuestro país, en un presente y un futuro que va a necesitar de unidad, coordinación y arrimar todos el hombro".

No ha dado detalles sobre ninguna negociación, y ha dicho que las razones que han llevado al rey emérito para salir del país están explicadas en una carta que ha hecho pública Casa Real. "En este asunto hay claridad absoluta", ha indicado.

"El rey emérito da las razones de la decisión y Felipe VI las entiende y comprende; no significa ningún cambio en la jefatura del estado, que es lo importante", ha comentado.

El Gobierno de España está actualmente "en su trabajo constitucional" en "colaboración buena" con el Rey de España. Sobre las peticiones de que se abra el debate acerca de terminar con la monarquía en España y establecer una república, Calvo ha respondido que los partidos políticos tienen derecho a tener sus posiciones sobre un asunto que no es nuevo y "que está en la política española desde siempre". No ha querido pronunciarse Carmen Calvo acerca de la decisión del Ayuntamiento de Gijón de retirar una calle que lleva el nombre de Juan Carlos I. "Es un asunto de competencia municipal"

, que tendrán lugar este mediodía en Tuña (Tineo). Antes ha pasado por la sede de la presidencia del Gobierno, donde se reunió con Adrián Barbón, y a continuación ha visitado el Museo de Bellas Artes de Asturias para contemplar la exposición monográfica sobre Orlando Pelayo.