Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

David Ordóñez, experto en Derecho europeo, nuevo presidente de la Sala de lo contencioso

El magistrado obtiene 18 votos a favor, frente a tres en blanco, uno el del asturiano Cuesta, para evidenciar la necesidad de renovar el Consejo | El derrotado Chaves anuncia recurso

David Ordóñez Solís

David Ordóñez Solís

Uno de los grandes expertos en Derecho europeo, el magistrado David Ordóñez Solís, titular del Juzgado de lo contencioso número 4 de Oviedo, fue elegido ayer nuevo presidente de la Sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, la plaza que dejó libre Jesús María Chamorro al ser elegido nuevo presidente del TSJA. El nombramiento se produce en medio de la polémica política que viene rodeando al Consejo del Poder Judicial (CGPJ) por el bloqueo en su renovación. Ordóñez obtuvo 18 votos a favor, pero otros tres vocales, entre ellos el asturiano Álvaro Cuesta, votaron en blanco, no porque estuviesen en contra de los candidatos, sino para evidenciar la anomalía que supone que el Consejo siga realizando nombramientos pese a haber completado su mandato hace dos años. Para rematar, el candidato derrotado, el magistrado José Ramón Chaves, anunció en su blog (delaJusticia.com) que recurrirá el acuerdo al considerar una “desvergüenza” que no haya obtenido ni siquiera un voto y sugerir una decisión política.

Cierto que Chaves tampoco afeó los del nuevo presidente de lo contencioso, con una dilatada experiencia. El allerano Ordóñez, de 59 años, estuvo durante 14 años en la Oficina de Asuntos Europeos del Principado e ingresó en la carrera judicial hace dos décadas, siendo en los últimos años titular del Juzgado de lo contencioso número 4 de Oviedo. Miembro destacado de la Red de especialistas en derecho de la Unión Europa, también se secretario ejecutivo de la Comisión Iberoamericana de Ética Judicial. Fue durante profesor de Derecho Europeo en la Universidad de Oviedo, y ahora en la UNED.

El juez Chaves califica de “desvergüenza” no haber obtenido un solo voto pese a sus méritos

decoration

El nuevo presidente de lo contencioso-administrativo se mostró “muy satisfecho” con su elección y elogió a su competidor por el cargo, el magistrado José Ramón Chaves, que ocupa una plaza en la misma sala, y antes lo hizo en el Tribunal Superior de Justicia de Galicia. Ambos coincidieron en la Universidad de Oviedo, aunque luego tomaron derroteros distintos. En el caso de Ordóñez, una beca de estudio europeos le llevó en 1985-1986 a la Universidad Libre de Bruselas.

El vocal Álvaro Cuesta, que fue ponente, resaltó los méritos de los dos candidatos en liza, aunque se decantó por Chaves, al considerar que tenía más antigüedad y mayor experiencia contenciosa, sin olvidar su pertenencia a un órgano colegiado. Chaves se desahogó ayer en su blog, denunciado que no se había tenido en cuenta el “mérito y la capacidad”, y que se trataba de una plaza para magistrados, no una plaza política. “Es ofensivo para mí, para la Justicia, para el órgano que representan y representativo de una enorme frivolidad”, indica en su blog. Chaves finaliza asegurando: “Recurriré el acuerdo, porque no va en mi estilo soportar la injusticia, la arbitrariedad ni el abuso de poder”.

Compartir el artículo

stats