Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Geriátricos y covid: un tercio de los casos en la primera ola, uno de 20 ahora

La vacuna y las medidas de protección provocan un desplome de los contagios y las muertes por coronavirus en las residencias de la región

Residencia Asturias

La clave está en las residencias. Si, en la primera ola pandémica, uno de cada tres diagnosticados de coronavirus vivía en un centro de mayores, en la tercera ola solo cumple esta condición uno de cada veinte. Si, en la primera ola, dos de cada tres muertos por covid residían en geriátricos, en la fase actual no llegan a uno de cada tres.

¿Qué ha habido por el medio? De manera general, una mejora muy relevante de las medidas de prevención y protección de los usuarios de los geriátricos, que ya se apreció en la segunda ola, la del otoño. Entre ellas, un régimen de visitas muy restrictivo y muy duro para los residentes desde el punto de para los psicológico. En un plano más cercano en el tiempo, el gran factor novedoso ha sido la aplicación de la vacuna anticovid para buena parte de los mayores y de sus cuidadores. En los geriátricos de Asturias, desde el pasado 27 de diciembre, se han aplicado 44.407 dosis de la vacuna del coronavirus (el tratamiento consta de dos dosis), mientras que se registraron 2.030 negativas. Este periódico ya anticipó el pasado 16 de enero que los médicos estaban empezando a apreciar indicios de protección en los mayores que habían recibido la primera dosis. No obstante, la protección completa se alcanza unos días después del segundo pinchazos.

El impacto de la pandemia en los geriátricos

(Entre paréntesis, porcentaje sobre el total)

Primera ola (marzo a junio de 2020)

Segunda ola (julio a diciembre de 2020)

Tercera ola (enero a 8 de febrero de 2021)

Infectados en residencias

Infectados fuera de residencias

Muertos en residencias

Muertos fuera de residencias

20.424

(88%)

669

(54%)

575

(46%)

12.666

(95%)

307

(67%)

153

(33%)

149

(69%)

2.830

(12%)

2.360

(68%)

66

(31%)

1.123

(32%)

696

(5%)

Primera

Segunda

Tercera

Primera

Segunda

Tercera

Primera

Segunda

Tercera

Primera

Segunda

Tercera

El impacto de la pandemia

en los geriátricos

(Entre paréntesis, porcentaje sobre el total)

Primera ola (marzo a junio de 2020)

Segunda ola (julio a diciembre de 2020)

Tercera ola (enero a 8 de febrero de 2021)

Infectados en residencias

Infectados fuera de residencias

20.424

(88%)

12.666

(95%)

2.830

(12%)

2.360

(68%)

1.123

(32%)

696

(5%)

Muertos en residencias

Muertos fuera de residencias

669

(54%)

575

(46%)

307

(67%)

153

(33%)

149

(69%)

66

(31%)

El impacto de la pandemia en los geriátricos

(Entre paréntesis, porcentaje sobre el total)

Primera ola (marzo a junio de 2020)

Segunda ola (julio a diciembre de 2020)

Tercera ola (enero a 8 de febrero de 2021)

Infectados en residencias

Infectados fuera de residencias

20.424

(88%)

12.666

(95%)

2.830

(12%)

2.360

(68%)

1.123

(32%)

696

(5%)

Primera

Segunda

Tercera

Primera

Segunda

Tercera

Muertos en residencias

Muertos fuera de residencias

669

(54%)

575

(46%)

307

(67%)

153

(33%)

149

(69%)

66

(31%)

Primera

Segunda

Tercera

Primera

Segunda

Tercera

La red de 270 residencias de mayores de Asturias, con sus aproximadamente 13.500 usuarios, está desempeñando un papel clave en la evolución de la pandemia. En la primera oleada, entre marzo y junio del año pasado, los geriátricos fueron el talón de Aquiles de la región. En ellos se fraguaron 1.123 de los 3.483 contagios que se registraron en el conjunto del Principado (32,2 por ciento del total), un porcentaje dramáticamente elevado, un peso muy importante que nada tiene que ver con lo que representan 13.500 residentes de geriátricos sobre una población total de más de un millón de personas. En la fase actual (entre el 1 de enero y el 8 de febrero), los mayores de residencias suponen solo el 5,2 por ciento del total de contagiados (696 sobre 13.362).

En el apartado de muertos, el balance de los geriátricos fue aún más doloroso en la primera ola: en las residencias de Asturias vivían el 67 por ciento del total (307 de 460) de fallecidos en la fase. Sólo de la residencia de Grado, la más castigada por la pandemia, fallecieron en la pasada primavera 30 mayores. Muy distinto es el panorama en la fase pandémica actual: en todas las residencias de Asturias se han registrado desde el pasado 1 de enero 66 muertos sobre un global de 215 en el conjunto de Asturias: es decir, un 31 por ciento del total.

Compartir el artículo

stats