DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las colas para vacunarse en Gijón, un problema que va a más

Cientos de personas a la espera de la inmunización en Gijón, con protestas reiteradas "porque están citando a demasiada gente en el mismo lugar"

Así son las impresionantes colas para ponerse la vacuna en Gijón

Las autoridades sanitarias van a tener que poner remedio a las colas que, día tras día, se van generando en el Palacio de los Deportes de La Guía de Gijón para vacunarse. Unas colas que, a tenor del incremento de vacunas que están llegando a la región, no tienen visos de solventarse por sí solas.

Si el lunes tuvo que intervenir la Policía Local para poner orden por la tarde, ante la enorme acumulación de personas citadas a vacunar, hoy está sucediendo algo parecido. A medida que ha avanzado la tarde, lo que al principio eran colas asumibles y de avance rápido se han convertido en cientos de personas haciendo hasta tres filas distintas y con el caos y los nervios apoderándose de muchos de los que esperaban.

"¡Es flipante! Vine hace una hora a comprobar cómo estaba la cosa y había la mitad de la gente que hay ahora mismo", contaba una gijonesa con cita para la vacuna a las 20.00 horas, y que a las siete y media se puso a la cola en una fila que estaba más cerca del aparcamiento del Rastro que de la entrada del Palacio de los Deportes.

Colas esta tarde, ante el Palacio de los Deportes de La Guía.

"Me da mucha pena porque aquí hay mucha gente mayor que no debería estar tanto tiempo de pie", añadía la mujer, que reconocía que "la fila avanza a buen ritmo, pero el problema es que debemos de estar citados muchísimos gente a las mismas horas en el mismo sitio". La misma testigo reconocía que la tensión, ante semejante panorama, se apodera del más templado. "No sé si no se acabarán pegando algunos... no es lógico este lío", contaban desde la cola.

Al menos una patrulla de la Policía Local está controlando la zona, pero sin intervenir en la organización de las esperas. Una organización que intentaba llevar a cabo, con desigual fortuna, un sanitario. "El problema es que no tiene ni un aparato de megafonía, así que siendo tan larga la cola no se le oyen las indicaciones", añadían los testigos.

Compartir el artículo

stats